Anuario 2008 / STUNAM


EDITORIALES

UNIÓN 827

E D I T O R I A L

Un reconocimiento a los
involucrados en el segundo amparo

Los acuerdos adoptados por unanimidad para que nuestra organización promoviera un segundo amparo contra las aplicaciones de la nueva Ley del ISSSTE, se llevaron con éxito gracias al trabajo y la responsabilidad que asumieron decenas de compañeras y compañeros. Esta apreciación se hizo en el CE y también se ponderó positivamente la multitudinaria movilización de sindicalistas de la UNAM que se dio el pasado viernes 8 de febrero, frente a las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esto demuestra una vez más el amplio rechazo que nuestro gremio tiene hacia esta ley que nos impuso mediante un albazo en el poder legislativo, a través de la alianza espuria entre el PRI y el PAN. Ha quedado claro entre nuestra gente que la lucha jurídica no ha terminado, continúa y se fortalecerá con las movilizaciones que tenemos en puerta organizar con otros gremios afectados por esa ley. Sin duda, la movilización debe ser combinada con el seguimiento jurídico a nuestro segundo amparo, de manera puntual, a fin de evidenciar a las autoridades que por cuestiones de índole política pretendan pasar por alto nuestro derecho a ser amparados.

La Suprema Corte no ha emitido sentencia alguna sobre nuestra petición de amparo; el tiempo sigue pasando y no tenemos respuesta en ningún sentido; esta debe darse ya. No existe argumento válido para que se mantenga el silencio de las autoridades judiciales a nuestras peticiones. Exigimos justicia, buen trato jurídico, de la misma manera a como tiene derecho cualquier mexicano honrado y no los delincuentes de cuello blanco, a quienes de manera rápida y con la mano en la cintura se les otorgan amparos para evadir el castigo de la justicia; nosotros somos trabajadores que hemos sido atropellados en nuestros derechos y merecemos trato justo.

UNIÓN 829

E D I T O R I A L

En esta campaña electoral deben
fluir libremente las ideas políticas

Los tiempos políticos presentes reclaman de las fuerzas democráticas e independientes momentos de reflexión y análisis; éstos deben ser así, ya que la derecha del país se encuentra avanzando en sus pretensiones privatizadoras, primero quitándole el carácter solidario al régimen de pensiones y hoy se apresta a introducir ideas neoliberales a las leyes laborales y energéticas. Ante ese panorama adverso para los trabajadores, se requiere darle rienda suelta a la generación de ideas y propuestas que sean capaces de detener el avance de la derecha mexicana.

El ya hoy presente periodo electoral para renovar comité ejecutivo en nuestra organización sindical, debe ser un espacio para debatir ideas, programas y propuestas que aborden los asuntos sindicales, universitarios y políticos en general. El libre fluir de las ideas políticas debe sustituir al enfrentamiento y la descalificación que, por ejemplo, hoy se viven en el PRD con motivo de su cambio de dirección y el debate sobre PEMEX. Ese método, donde se prioriza la confrontación, es dañino para la lucha democrática; debemos impulsar el libre fluir de las ideas políticas, todo en bien del sindicato y de la influencia política que debe seguir teniendo en el ámbito general del sindicalismo y de los movimientos de masas.

UNION 831

E D I T O R I A L

Respeto a la institucionalidad
Alto a las provocaciones

El día 25 de marzo pasado, un pequeño grupo de personas, en franca actitud provocadora, se presentaron a sabotear un evento del CGH del SITUAM, el cual intentaba sesionar en el edificio del STUNAM, ubicado en Avenida Universidad 779, cabe mencionar que nuestro local, previamente había sido prestado, en un acto de solidaridad, por ARF, a petición de los órganos de dirección de nuestro sindicato hermano, hoy en huelga. Como algo inusitado y alejado de la práctica democrática de funcionamiento de ambas organizaciones, el mencionado grupo saboteó el evento, con lo cual impidió se abordaran asuntos ligados al movimiento de huelga que hoy encabeza el SITUAM.

Lo inusitado de esta acción provocadora, fue la aparición en escena de algunos sindicalistas afiliados al STUNAM, encabezados por Pilar Saavedra y Andrés Rodríguez, quienes se sustentan dizque con posiciones radicales. Extrañamente se hicieron presentes en un momento en el cual los huelguistas pretendían abrir un espacio de análisis y discusión de su conflictiva. Este tipo de comportamiento a todas luces es una provocación a la institucionalidad tanto del SITUAM como de nuestra organización sindical, la cual rechazamos y alertamos para que no se vuelva a repetir.

Volvemos a externar nuestra solidaridad con las justas demandas de los académicos y administrativos de la UAM, hoy en huelga, y les reiteramos que cuando lo consideren necesario, nuestra organización sindical seguirá poniendo a disposición del SITUAM y a otras organizaciones fraternas sus instalaciones e infraestructura que poseemos.

UNION 833

E D I T O R I A L

¡No a la privatización de PEMEX!

El camino andado por nuestros vecinos del sur, nos debe enseñar el destino que aún podemos evitar. Lo sucedido en Argentina en 2001 no fue sólo un asunto de crisis en la economía financiera, por el contrario, tuvo que ver con el modelo neoliberal impuesto años atrás por el entonces presidente Carlos Menem. “Que se vayan todos” era la consigna social por excelencia en las magnas manifestaciones de ese entonces.

Ahora en nuestro país tenemos ante nosotros un momento también crucial de nuestra historia, pues el intento de hacer pasar una privatización maquillada de PEMEX, puede provocar una fuerte reacción política y social de incalculables consecuencias.

Pero qué le vamos a hacer. si nuestros voceros son la clase política panista en el poder, ya que su ignorancia, su cultura y falta de conocimiento de la historia social no les permite ver más allá, no les dice nada el pasado y la experiencia ajena y propia; son prácticos, es el interés económico lo que los mueve. Y, aún así, con tamañas ignorancias culturales, sociales y políticas las iniciativas que siempre proponen y enarbolan van en sentido contrario al sentir social de las mayorías, de ahí sus apoltronamientos en el poder, aquí y allá, siempre ha sido de escasa duración y siempre en perjuicio de las mayorías, que a final de cuentas les cobraran sus maneras y formas de gobernar.

UNIÓN 835

E D I T O R I A L

La votación se ha dado ahora los trabajadores
del STUNAM esperan resultados oficiales

El proceso electoral para renovar al Comité Ejecutivo (CE) del STUNAM, para el ejercicio 2008-2011, prosigue, tal y como fue previsto según la convocatoria diseñada para tal fin. Los trabajadores ya se han expresado en las urnas de acuerdo a sus preferencias políticas y sindicales, siempre en plena libertad y secretamente. Datos extraoficiales apuntan a que dos planillas, de cuatro contendientes, son las que lograron obtener los sufragios necesarios para poder acceder al próximo Comité Ejecutivo.

 El jueves 24 y viernes 25 de abril más de 23 mil trabajadores concurrieron a sufragar sus votos a las 209 casillas que fueron instaladas en los centros de trabajo de la UNAM desde San Pedro Mártir hasta Ciudad Carmen. Los votos emitidos y sus resultados fueron turnados, previas actas levantadas, al Comité Electoral Central (CEC), con base en ellos y de manera también no oficial, se puede decir que la afluencia a las urnas y la votación ha logrado altos niveles de civilidad y participación política.

 La calendarización de la elección sigue su curso, los pasos que se han dado hasta el momento de la votación han sido cumplidos; el conteo de los votos en cada casilla se ha dado, ahora corresponde al CEC hacer su tarea y en pocos los trabajadores conocerán a detalle los resultados finales y oficiales.

En estos momentos, de manera extraoficial, ya se saben los resultados de las elecciones y las respectivas secretarias que les corresponderán a las planillas que obtuvieron más del 20% de la votación. El CEC está actuando conforme a los tiempos plasmados en la convocatoria y en base a los mismos se emitirán los resultados. Entonces no caben aquellos comentarios que pretenden descalificar un proceso electoral que se encuentra en tiempo y forma. Y de existir cualquier inconformidad, debe ser fundamentada y procesada conforme al Estatuto de nuestra organización sindical.

UNIÓN 836

E D I T O R I A L

El STUNAM: baluarte y ejemplo del ejercicio democrático

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México es hoy una muestra y ejemplo del ejercicio democrático. Como una caja de resonancia del acontecer político nacional, pero además como catalizador del mismo, aquí sí se llevó a cabo el conteo del voto por voto, casilla por casilla, instrumentado y avalado por un Colegio Electoral Central (conformado de manera plural por 19 integrantes). Esto consolida no sólo los liderazgos al interior de la organización, sino que también fortalece la institucionalidad sindical y legitima a nuestro sindicato frente a procesos políticos que se dan en otros sindicatos e inclusive partidos políticos. Lo que otorga al STUNAM la calidad moral y legítima de ser un verdadero interlocutor, en la conquista de mejoras laborales para los trabajadores frente al gobierno.

Sin temor a equivocarnos, estos días de elección convierten de nueva cuenta a nuestra organización sindical, en punta de lanza y ejemplo a seguir de sindicatos y organizaciones políticas en el país, ya que después de la elección federal en 2006 y de la interna en el PRD, lo sucedido en el STUNAM abre la puerta a la transparencia a través de un conteo pleno e imparcial.

UNIÓN 837

E D I T O R I A L

El truculento panorama del partido de izquierda en el poder (PRD), es ante todo, la premonición de que los largos años de lucha por la democratización del país, están en riesgo. Hablar de un partido político, es (como lo dice la misma palabra partido) una parte de la sociedad, o al menos una expresión de la misma.

En el caso del PRD, es hacer referencia a la izquierda en México, e incluso, a una parte de la historia (muchas veces no escrita en los libros oficiales) de nuestro país, la que tiene que ver con los ferrocarrileros en la década de los cincuenta, el movimiento del 68, el sindicalismo independiente en los setenta, la sociedad civil de los ochenta, etc. Lo que no es cualquier cosa, pues se habla entonces de que tantos años de lucha y resistencia, que toda esa memoria, se encuentra secuestrada por tribus políticas que en poco ayudan a la consolidación de un partido propositivo.

Se han escuchado voces que arguyen a una refundación plena del partido, otras apuntan a la creación de uno nuevo, y otras más, a que ambos candidatos metidos en el embrollo de la elección nacional, dimitan a favor de un tercero que no pertenezca a ningún grupo en discordia, y de todos esos comentarios, este último es el más acertado, al menos por el momento. Es verdad que no es una salida fácil, ya que los dos candidatos que se dicen ganadores (Jesús Ortega y Alejandro Encinas) se han empecinado cada quien en su supuesto triunfo, pero tampoco es imposible dicha solución, ya que lo que se necesita es, sobre todo, es voluntad política.

Con esto habrá de lograrse un salida complicada, pero viable, incómoda (sobre todo para quienes ya se veían dirigiendo el partido) pero necesaria, e imprevista, aunque pronta. El tema no es sólo discusión de los perredistas, sin embargo en sus manos está, el salir del atolladero, con la responsabilidad en sus hombros, de quien lleva a cuestas tantos años de lucha en la izquierda, al menos esa debe ser su actitud.

UNIÓN 838

E D I T O R I A L

El narcotráfico y el vacío de poder del Estado mexicano

Este tema requiere partir de cuando los narcotraficantes iniciaban su emporio económico y político, esto es, en la década de los setenta, época en la que aún los priistas conservaban, pero sobre todo, concentraban el poder, en toda la extensión de la palabra, distribuido bajo los límites de una autonomía relativa, con los empresarios, la iglesia, los intereses norteamericanos, los líderes sindicales y campesinos, el ejército, y los narcotraficantes. El Estado mexicano pudo lograr una consolidación del poder a través de una delimitación y repartición de intereses con todos estos sectores, a partir de los años veinte con el mayor proyecto de Calles: el PNR.

Sin embargo en el año 2000, producto de la transición (de un partido a otro) en la presidencia, generó un vacío de poder que Vicente Fox no pudo llenar, derivado de la falta de oficio político y del reacomodo de los grupos cercanos al poder. Esto fue muy bien aprovechado por los narcos, quienes desde esos años, han venido creciendo, al mismo tiempo que la violencia en nuestro país.

En la actualidad la escalada de violencia está rebasando al Estado mexicano, y los intentos faramallosos de Felipe Calderón a inicios de su sexenio, sólo sirvieron para dar una guerra mediática con muy pocos resultados concretos, con la única intención de recuperar su legitimidad que no pudo conseguir en las urnas. Pero el asunto, hoy se encuentra como algo verdaderamente preocupante, a pesar de que la guerra pasa frente a nosotros en los medios de comunicación, como si fuese algo ajeno.

UNIÓN 839

E D I T O R I A L

El problema alimentario: la mayor de todas las crisis

Los seres humanos podemos soportar cualquier tipo de crisis, sea ésta social, política, cultural y hasta económica, pero cuando se habla de una crisis alimentaria, son palabras mayores, no sólo por la terrible inflación derivada de la escalada de precios, así como el desorden económico, sino lo que significa que sólo algunos, tengan para comer dignamente.

Este tema ha sido tratado de manera escasa por los especialistas y tomado poco en cuenta en la agenda nacional, hasta ahora. Que el problema ha tomado tal magnitud, que requiere incluso soluciones dramáticas. El ejemplo lo tenemos en el alza de precio del arroz, presa de los especuladores, al incrementarse hasta un 25% de su costo base, lo que nos habla de un grave problema, pues significa un duro golpe a la canasta básica de nuestra cultura.

El problema bien puede ser abordado como un asunto meramente económico, en cuanto a la oferta y la demanda, con repercusiones en la inflación, etc. sin embargo se requiere revisar y abordar esta crisis, además, como un problema de economía moral, lo que significa colocar la dignidad y el bienestar humano en el centro de la discusión. Esto es, rediscutir no sólo la eficacia del sistema económico, sino sus injusticias sociales, la mala distribución de la renta y sus efectos.

Incluso el actual gobierno de Felipe Calderón entiende las consecuencias que puede acarrear si deja fluir y pasar a los buitres especuladores de los precios en los alimentos básicos. Ya que ha tomado medidas subsidiarias en el maíz y arroz, políticas que antes criticaba como populistas.

La presente crisis alimentaria es consecuencia del incremento de la población en el mundo, lo que ha provocado la escasez de alimentos, sobre todo de granos y semillas. Esto exige de los gobiernos, sean estos de derecha o de izquierda, voltear a ver al campo, centrar sus políticas hacia ese rubro, y dirigir sus esfuerzos para que den solución real y profunda a esta gravísima crisis, la cual difícilmente podremos soportar.

UNIÓN 841

E D I T O R I A L

Retrocede de la derecha conforme avanza el debate

El debate sobre la reforma energética lleva poco más de un mes, y hasta el momento han quedado demostradas varias cosas, una de ellas tiene que ver con la falta de argumentos de parte de quienes impulsaron la propuesta de modificación a los energéticos. La otra, es que este ejercicio de análisis y discusión para la toma de decisiones, a pesar de ser un práctica poco común en nuestro país, se hizo evidente cuán útil puede ser, sobre todo para evitar los famosos albazos (madruguetes), que para lo único que sirven, es para imponer modificaciones o nuevas leyes sin un verdadero consenso, más allá de la clase política.

Este tipo de debates, dispara la discusión en otros muchos sentidos, uno de ellos es que vuelve a estar en tela de juicio la democracia indirecta (en la que los representantes toman las decisiones), y no es que se anhele una democracia directa, pero quedó demostrado que en algunas ocasiones, aunque no exista en nuestras leyes la figura jurídica del plebiscito, se deben llevar a consulta algunas decisiones tan trascendentes como el tema en cuestión, pues en ello va el destino de la nación, y a pesar de que a Felipe calderón no le gusta hablar de cuestiones ideológicas, en efecto, las diferencias que existen frente a su propuesta, tienen que ver con un posicionamiento ideológico.

No estamos dispuestos a perder más soberanía de la que ya hemos perdido, tampoco a poner en manos extranjeras uno de los mayores orgullos nacionales; el petróleo, elemento geopolítico fundamental para conservar nuestra independencia política, tanto a fuera como adentro del país, pues eso debilitaría aún más al Estado mexicano.

No olvidemos cómo surge el debate, consecuencia de una acción que arrebata los más de setenta días para discutir la reforma. De igual manera, se tiene que arrancar la consulta ciudadana, pues sabemos que quienes promueven las actuales modificaciones, no saben cómo convencer a los millones de mexicanos, pues es más cómodo cabildear (platicar en corto) con unos cuantos políticos de ciertos partidos para que se apruebe.

UNIÓN 842

E D I T O R I A L

La Suprema Corte no actúa con independencia

El Estado moderno mexicano a pesar de que surge como producto de una revolución nacionalista, el modelo de composición de sus poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, es importado del mundo conocido como occidental (europeo). La teoría que inspira el equilibrio de poderes, pone énfasis en la parte que corresponde a la justicia, pues ésta, y no otra, es la única y última que puede mantener el equilibrio, ya que los excesos y abusos de los otros poderes, se deben corregir y contrarrestar con la debida justicia a través de esa instancia. Llegar a esta, aparentemente simple conclusión, fue tarea de largos años de teoría política, pero en México (tal parece que) eso poco importa, y que para lo único que sirve tener ese modelo de equilibrio de poderes, es para legitimar una idea de soberanía del pueblo, que en la práctica no se cumple. Todo esto viene a cuento por la lamentable decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de votar en contra de la decisión de que, el décimo transitorio de la nueva Ley del ISSSTE es inconstitucional.

En este sentido, no hemos tenido ningún avance frente al sistema político creado y sostenido por los priistas, que concentraban el poder judicial al servicio únicamente del Ejecutivo, sin una verdadera autonomía para deliberar incluso en contra de las decisiones de los otros dos poderes. La diferencia sustancial sería en todo caso, que ya no gobierna el centro, sino la derecha, lo que deriva en políticas aún más crudas y empobrecedoras.

Es de todos sabido, y para esto no es necesario ser docto en derecho, que la Ley de la que hacemos referencia, tiene lagunas, contradicciones y viola nuestros derechos adquiridos con anterioridad. El presidente de la SCJN incluso se manifestó a favor de votar la inconstitucionalidad del décimo transitorio, pero el resultado final todos lo vimos.

Esto aún no se termina, falta que la SCJN vote otras partes de la nueva Ley del ISSSTE, y lo que resalta en este sentido, es que para los que se ampararon, ya no tendrán que laborar tres años, sino uno, para que se puedan ir con el salario último.

Esto nos habla de un pequeño pero importante avance, pero lo que se necesita es que la SCJN sea determinante y termine de una vez por todas con esa injusticia hacia los trabajadores, demostrando así, en la realidad y no en la teoría, que el poder Judicial regula los abusos y excesos de los otros dos poderes.

UNIÓN 850

E D I T O R I A L

A 40 años, vigentes la movilización y las demandas democráticas

El legado del 2 de octubre de 1968 no ha terminado, aún queda un largo camino para poder concluir las demandas sociales y democráticas de las movilizaciones de hace cuarenta años. La mayor herencia del movimiento estudiantil de aquella época es la posibilidad de un mundo mejor, herencia que las nuevas generaciones tendrán no sólo que retomar, sino enriquecer con los problemas pendientes y los que ahora nos atañen, pues vivimos un país no terminado, sino aún por hacer.

En este sentido, es inevitable hacer referencia a la democracia política incompleta, pues no se llega a ella únicamente por un cambio de gobierno, y la falta de una democracia económica, ya que el verdadero desarrollo económico no sólo tiene que ver con su crecimiento sino con la distribución justa de la riqueza.

1968 es causa y efecto, lo primero por la influencia hacia casi todas las luchas de fin de siglo en nuestro país, dígase sindicalismo independiente, universitario, electricistas de la tendencia democrática del SUTERM, la sociedad civil de los años ochenta, etc., y lo segundo como consecuencia de las luchas del magisterio, ferrocarrileros, y mineros.

La juventud de hoy aunque lejana a aquellos momentos de definición histórica, es responsable de darle continuidad y permanencia al espíritu de lucha y criticidad que impulsó a los jóvenes de aquellos años a revelarse contra el autoritarismo que inundaba nuestra vida nacional.