HUELGA DE 1977

La presentación del pliego petitorio en el que se solicitaba la firma de un Contrato Colectivo Único, por parte del STEUNAM y del SPAUNAM, y en el que ambas organizaciones debían quedar fusionadas en una nueva que se llamaría "Sindicato de Trabajadores de la UNAM" (STUNAM), tuvo lugar el 1º de abril de ese año.

También se incluía un incremento de salarios y la reinstalación de trabajadores despedidos por motivo de su actitud sindical. Y para el caso que la Universidad no accediera quedaba emplazada a huelga para el 20 de junio siguiente.

La UNAM rechazó el proyecto de Contrato Colectivo de Trabajo argumentando: A) que regía sus relaciones de trabajo con el personal administrativo por medio de un Convenio Colectivo que había sido revisado el 1 de noviembre de 1976 y ratificado por el Consejo Universitario el 16 de noviembre del mismo año y tenía vigencia de dos años y B) que el Título de Condiciones Gremiales con los académicos del SPAUNAM fue revisado el 1 de febrero de 1977 y ratificado por el Consejo Universitario el 2 de marzo, y tenla vigencia también de dos años.(1)

El convenio Político Sindical en el que unificaba el STPUNAM y el SPAUNAM, había sido firmado el 6 de febrero por 1os secretarios generales de las dos organizaciones, Evaristo Pérez Arreola y Eliezer Morales Aragón, respectivamente. El Convenio constaba de 9 puntos :

"I. Los miembros del SPAUNAM y STEUNAM acuerdan integrar un solo sindicato y luchar conjuntamente por conquistar un contrato Colectivo Único para trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Nacional Autónoma de México."

"2. Para llevar al éxito esta lucha, los miembros del STEUNAM y del SPAUNAM, unificados en un nuevo sindicato, presentarán la demanda de contratación colectiva única con emplazamiento de huelga a las autoridades universitarias, 45 días después de firmarse el presente convenio. El SPAUNAM, por su parte acuerda posponer el movimiento de huelga que debía estallar el 7 de febrero de 1977 e inscribir su demanda de contratación colectiva única, dando por canceladas las actuales negociaciones con las autoridades de la UNAM.

"3. La demanda de contratación colectiva única comprenderá el actual Convenio Colectivo de Trabajo del STEUNAM y el proyecto de contrato Colectivo de Trabajo del SPAUNAM, con todo lo referente a las particularidades del trabajo académico, observándose el principio de igualar a lo más favorable a los trabajadores respecto de los convenios. Adjunto a esta demanda central, el nuevo sindicato podrá levantar otras reivindicaciones.

"4. El nuevo sindicato se denominará SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO (STUNAM).

"5. El 13 de marzo de 1977, los miembros del STEUNAM y SPAUNAM realizarán la asamblea constitutiva del STUNAM, en la que se aprobará la Declaración de Principios, el Estatuto, el Proyecto de Contrato Colectivo de Trabajo y el Plan de Acción, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

"a) inmediatamente después de la firma del presente Convenio se iniciará el proceso de afiliación individual y voluntaria de los trabajadores administrativos y académicos al STUNAM.

"b) Los Consejos y Representantes del SPAUNAM y STEUNAM, tal como están integrados en la actualidad, elaborarán conjuntamente el proyecto de Estatuto y Declaración de Principios del STUNAM, así como proyecto de Contrato Colectivo de Trabajo, los que someterán a una amplia discusión, buscando que ésta sea unitaria en las delegaciones y secciones de ambos sindicatos. Estos proyectos se presentarán cuando menos dos semanas antes de la Asamblea Constitutiva.

c) Para las cuestiones operativas, se integrará una comisión coordinadora que funcionará hasta la celebración de la asamblea Constitutiva del STUNAM, compuesta por seis miembros de] STEUNAM y seis del SPAUNAM, nombrados conforme a sus mecanismos internos.

"d) La Asamblea Constitutiva del STUNAM se integrará por los delegados elegidos a razón de uno por cada diez miembros. Las asambleas para elegir se integrarán por separado por los componentes de las delegaciones y secciones del STEUNAM y el SPAUNAM que hayan firmado ingreso al STUNAM. Las normas para la elección de los delegados serán las que actualmente establecen los estatutos del SPAUNAM y el STEUNAM.

"6. El STUNAM quedará integrado provisionalmente de dos secciones. Una de ellas agrupará a la totalidad de los miembros trabajadores administrativos; y la otra a los miembros trabajadores académicos. Cada una de estas secciones tendrá su comité seccional y se dividirá en delegaciones por dependencias. Se creará un Consejo General de Representantes único, integrado por los delegados elegidos en asambleas delegacionales de cada sección, La proporción en la que se elegirán los delegados de una y otra sección será siempre la misma y en base a criterios comunes para la elección.

"7. En tanto no se realice la elección en los términos del Estatuto del STUNAM el Comité Ejecutivo Central será elegido por la Asamblea Constitutiva de entre los miembros de los actuales Comités Ejecutivos del STEUNAM y del SPAUNAM.

"8. El STUNAM se integrará desde luego a la Federación de Sindicatos de Trabajadores Universitarios, comprometiéndose a reforzarla e impulsando el proceso de construcción de un sindicato nacional bajo un plan de acción específico.

"9. En tanto no se conquiste el Contrato Colectivo de Trabajo único, el SPAUNAM y el STEUNAM mantendrán su existencia legal, su estructura interna y la vigencia de sus instrumentos jurídicos de relación laboral en la UNAM. Una vez firmado el Contrato Colectivo de Trabajo único, el STEUNAM y el SPAUNAM se disolverán conforme lo determinan sus respectivos Estatutos. Los patrimonios del STEUNAM y del SPAUNAM pasarán íntegramente al STUNAM."(2)

El SPAUNAM, como hemos visto, decidía posponer su movimiento de huelga que debía comenzar al día siguiente, 7 de febrero, y enmarcar su demanda de contratación colectiva para los académicos en una lucha por la contratación colectiva única. Con esto daban por terminadas las existentes negociaciones con la UNAM.

Cuatro días más tarde, el 11 de febrero, el Consejo General de Representantes del STEUNAM aprobó el Convenio de fusión de las dos organizaciones. Al mes siguiente, los días 25 y 26 de marzo, el STEUNAM llevo a cabo su tercera asamblea General Ordinaria donde se ratificó la fusión con el SPAUNAM, se aprobaron los Estatutos y el Proyecto de Contrato del nuevo STUNAM. En esos 42 días los trabajadores habían discutido en sus centros de trabajo el proyecto de fusión.

Pero no sería sino hasta el día siguiente, el 27 de marzo, cuando quedaría constituido formalmente el STUNAM en acto efectuado en el cine Internacional de la Ciudad de México, con la asistencia aproximada de 3,500 trabajadores.

El 4 de mayo se constituyó formalmente el Consejo General de Representantes del STUNAM y el 16 de ese mes cambió su nombre por el Comité de Huelga. En esta asamblea se nombró a la Comisión Negociadora y Organización de la huelga formada por 66 delegados sindicales.

Un mes después, ante la negativa de Rectoría, estallaba la huelga en la Universidad Nacional. Desde ese momento las autoridades de la Universidad sostuvieron, en un despliegue increíble de propaganda insertada en los grandes diarios, que la huelga era una "suspensión ilegal, arbitraria e infundada de actividades". En un desplegado, el Sindicato declaró lo siguiente : "Para enfrentar nuestra huelga, Rectoría ha desarrollado una costosa y ostentosa campaña publicitaria que busca descalificar nuestro movimiento por diversas vías".(3)

A dos días de estallado el movimiento, el 22 de junio, el licenciado Diego Valadés, abogado general de la UNAM, se presentó a la junta de Conciliación y Arbitraje a solicitar que se tuviera a bien declarar la inexistencia de la "llamada huelga". Por su parte, "el ex procurador del Distrito Federal, Horacio Castellanos Coutiño, afirma que ante la falta de emplazamiento legal del sindicato, en 24 horas podrían ser despedidos los trabajadores en huelga".(4)

En la intención de entrar en pláticas con Rectoría, un grupo de miembros del STUNAM fueron el 24 de junio al Instituto Nacional de Nutrición, que era donde despachaba el doctor Guillermo Soberón Acevedo, rector de UNAM. Como en 1972, el doctor Soberón aceptaba entrar en pláticas pero hasta después que se hubiera levantado la huelga. Los trabajadores organizaron un mitin en las afueras del Instituto denunciando la falta de voluntad para solucionar el conflicto.

Ese día el doctor Fix Zarnudio, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, hacía la misma petición que el licenciado Diego Valadés a la Junta de Conciliación, en el sentido de que se declarará la inexistencia de la huelga, Insistía además en que se practicara una reforma constitucional al Artículo 123 para los trabajadores universitarios en la dirección que "tanto había hablado el rector Soberón respecto de adicionarle un apartado C". Finalmente pedía la rescisión de los contratos de todos los trabajadores en huelga.

El Comité de Huelga, que para entonces había desplegado una formidable movilización realizando marchas y rnítines, rechazó al día siguiente el dictamen de la junta y decidió continuar en la lucha.
Ese mismo día 28 de junio fueron cortadas la luz y el agua por órdenes de rectoría ocasionando con esto un inmenso daño material a cuanto experimento científico se desarrollaba entonces, con anuencia del STUNAM, aun dentro de la huelga, para que el personal necesario tuviera acceso libre a la instalaciones de Ciudad Universitaria.

Las autoridades de Rectoría hicieron el mismo día un llamado a los desempleados del país para que vinieran a ocupar puestos de trabajo en la Universidad, mismos que iban a quedar libres después de haber corrido a los huelguistas. Para el efecto, daban tres direcciones en la Ciudad de México.

Por lo menos 40 mil personas llenaron sus solicitudes de trabajo. En los diarios de esos días pueden verse ilustraciones en las que grandes hileras de gente acudían al llamado de Rectoría. En una de esas direcciones, Hotel Rornano, se originó tal tumulto por parte de los solicitantes que llevados por la desesperación ocasionaron des trozos en el lugar y los de Rectoría tuvieron que llamar a la policía para que pusiera orden.

A la postre toda esta gente quedaría defraudada y comprendería que la contratación sólo había sido una estratagema intimidatoria para con los huelguistas.

Entre tanto, la solidaridad de otras organizaciones había empezado a llegar a los huelguistas y el 1 de julio se repartieron 7 mil despensas.

Mientras se repartían las despensas, el licenciado Diego Valadés denunciaba al STUNAM, ante la Procuraduría General de la República, de haber incurrido en los delitos de despojo y sabotaje, ya que, decía, por culpa de la huelga se habían malogrado muchos y costosos experimentos científicos. El cuatro de julio comparecieron ante la Procuraduría General de la República Evaristo Pérez Arreola, Eliezer Morales y Álvaro Lechuga, del Comité Ejecutivo del STUNAM.

El Comité Ejecutivo del Sindicato y representantes de rectoría sostuvieron el 6 de julio pláticas informales que no aportaron nada, pues las autoridades insistían en dialogar sólo hasta después que fuera levantada la huelga. Mientras eso sucedía, Rectoría hacía del conocimiento público por medio de la televisión que a 37 miembros del Comité Ejecutivo del STUNAM se les acababa de rescindir su contrato individual de trabajo.

Como respuesta, el Sindicato efectuó esa tarde una manifestación desde el Museo de Antropología e Historia que terminó con un mitin frente al Monumento a la Revolución. En el trayecto se le fue uniendo gente en tal cantidad que su número se aproximó a un cuarto de millón. Por la noche fueron apresados, en diversos rumbos de la ciudad, seis miembros del Comité Ejecutivo del STUNAM: Eliezer Morales Aragón, Rosalío Wences Reza, Pablo Pascual Moncayo, Jorge del Valle, Erwin Stephan Otto y Alejandro Pérez Pascual.

El mismo día, Álvaro Lechuga Wences, del Comité Ejecutivo, hacía un llamado a los trabajadores para que abandonaran la huelga. Uno de los párrafos de su boletín decía: "Muchos trabajadores sindicalizados están en un inminente peligro de perder su empleo, que es la fuente de sustentación de sus familias sus salarios y su organización sindical. Y esto lo hemos de impedir los trabajadores que somos solidarios con el Sindicato y con la Universidad". (5)

En la madrugada del 6 de julio, 12 mil policías rodearon Ciudad Universitaria. A las 5 de la mañana empezaron a cerrar el cerco rompiendo así la huelga del STUNAM. 531 huelguistas fueron detenidos y enviados a la cárcel. Muchos automóviles propiedad de los trabajadores fueron destrozados y también sus pertenencias de dormir y guisar. Casi todos los edificios sufrieron daños y pérdidas de lo que más tarde se culparía a los huelguistas.

De inmediato el STUNAM hizo la siguiente declaración:

"1. La ocupación policíaca de las instalaciones universitarias es una violación al derecho constitucional de huelga y a la autonomía universitaria.

"2, Se intenta convertir la UNAM en una institución reaccionaria, al servicio de los grandes capitalistas y en donde se elimine por completo la disidencia y la crítica. El STUNAM continuará luchando contra los intentos por convertir la Universidad Nacional en un campo de concentración.

"3. El STUNAM exige la libertad inmediata de todos los detenidos y la desocupación policíaca de las instalaciones universitarias y de nuestras oficinas sindicales.

"4, El rompimiento policiaco de la huelga pone de manifiesto que el actual rector se sostiene principalmente gracias a la policía. Las actuales autoridades que padece la UNAM sólo tienen hoy el repudio de los universitarios y del pueblo.

"5. El STUNAM se mantiene unido. El Comité de Huelga, reunido con la presencia de la inmensa mayoría de sus integrantes, ha decidido llamar a todos los trabajadores a mantenerse cohesionados en torno al Sindicato y a actuar en función de su acuerdos mayoritarios. El Comité de Huelga ha decidido por unanimidad expulsar del Sindicato al traidor Álvaro Lechuga, considerando que es cómplice de la represión del miércoles 6, había firmado un boletín de prensa que distribuyó la Rectoría, en el que daba cuenta de una falsa división lo que demuestra que estaba al tanto de los planes de las autoridades y formaba conscientemente parte de ellos.

"6. El STUNAM llama a todos los trabajadores a reafirmar su unidad y a asistir al mitin de masas que se realizará hoy viernes 8 a las 16 horas en la Unidad Profesional de Zacatenco del IPN, en los momentos en que se llevará a cabo el paro nacional convocado por la FSTU. (6)"

En un acto de solidaridad para con el Sindicato y de repudio por la entrada de la policía a Ciudad Universitaria, la FSTU (ahora SUNTU) realizó, efectivamente, al día siguiente, 8 de junio, un paro de 12 universidades en diferentes estados del país.

Evaristo Pérez Arreola y diversas organizaciones, entre las que se menciona la del Instituto Mexicano del Petróleo, la comunidad del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, el Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Puebla, piden la libertad inmediata de los huelguistas detenidos. Casi de inmediato la policía libera a los 531 trabajadores universitarios encarcelados.

En negociaciones sostenidas por el STUNAM y Rectoría, el 10 de julio, se llegó al acuerdo de poner fin al movimiento de huelga en la Universidad Nacional. El convenio contemplaba :

a) la suspensión de todas las rescisiones de contratos de trabajo,

b) el STUNAM subroga el Convenio Colectivo de Trabajo del STEUNAM y el título de Condiciones Gremiales del Personal Académico,

c) los incrementos de salarios se revisarán en noviembre y febrero, respectivamente,

d) se instalaría una tienda de autoservicio para trabajadores administrativos y académicos y,

e) se pagaría el 26 por ciento de salarios caídos. (Este punto jamás se cumplió por Rectoría).

Luego de pagar 10 mil pesos de fianza, los 6 miembros del Comité Ejecutivo del STUNAM que habían sido aprehendidos la noche del 6 de julio, fueron puestos en libertad.

En un postrer comunicado de prensa, el STUNAM, dio a conocer los términos en que se resolvía el conflicto. Entre otras cosas decía : "Debemos recoger las experiencias y abrir el nuevo capitulo de un combate que no tiene más término que la victoria de los trabajadores sobre sus enemigos de clase". (7)

Notas

1. Luis J. Molina Piñeiro, Descripción de un conflicto, Pag. 57, edit. 1980.
2. Fabián López Pineda, Historia del STEUNAM, pags. 132-134. Edit.
3. EXCELSIOR, 6 de julio de 1977.
4. José Woldenberg, SOLIDARIDAD, pag. 140. Edit. 1982.
5. ULTIMAS NOTICIAS, 6 de jutlio de 1977.
6. EXCELSIOR, 8 de julio de 1977.
7. Alberto Pulido Aranda, 50 años del sindicalismo universitario, pag. 165.