Número 10                                               Época IV                                     Octubre 2006


REFORMA UNIVERSITARIA

Diagnóstico sobre la UNAM

La elaboración de este documento se sustentó en el análisis y la sistematización de las opiniones expresadas por los universitarios en los diversos espacios de discusión organizados por la CECU.

El presente documento es el resultado de un proceso iniciado en octubre de 2002, cuando el Consejo Universitario encomendó a la Comisión Especial para el Congreso Universitario (CECU) la elaboración de un diagnóstico de la institución.

Tiene como propósito contribuir al proceso de reforma de la UNAM , mediante el planteamiento de propuestas y posibilidades de solución que le permitan responder a los rezagos, problemas y retos internos y externos. En esta perspectiva, puede servir de base para la construcción de los acuerdos y consensos que permitan a la comunidad universitaria seguir avanzando en las reformas que la institución requiere.

Con la premisa de que el diagnóstico debería ser el resultado de una amplia consulta a la comunidad y a los cuerpos colegiados de la Universidad , la elaboración de este documento se sustentó en el análisis y la sistematización de las opiniones expresadas por los universitarios en los diversos espacios de discusión organizados por la CECU , así como en otras actividades y documentos previos relativos al proceso de reforma de la UNAM. En este sentido, se tomaron en cuenta las 2,404 ponencias presentadas en los Seminarios de Diagnóstico locales, intermedios y generales y los 45 diagnósticos elaborados por otros tantos cuerpos colegiados universitarios en 2003.

Asimismo, se analizaron el reporte final del Taller de Expertos, organizado por la CECU y el Centro de Estudios sobre la Universidad , en 2003, así como las opiniones presentadas en el ciclo de conferencias y mesas redondas El debate por la UNAM , realizado en el 2002; la síntesis de las Mesas de Diálogo, celebradas en el 2000, y los planteamientos que se desprenden de los diagnósticos realizados por las administraciones universitarias en los pasados 30 años.

La sistematización implicó identificar los problemas y propuestas planteadas por los universitarios y ubicarlos en los temas generales que habían sido establecidos por la CECU. En esta tarea se contó con el apoyo de la Secretaría General y de la Dirección General de Planeación.

Una vez elaborado el primer documento, los capítulos correspondientes a cada tema se distribuyeron en grupos de trabajo formados por integrantes de la Comisión. Llegar a la redacción definitiva en cada equipo requirió la elaboración y discusión de múltiples versiones previas. Posteriormente, todos los apartados se analizaron en sesiones plenarias, etapa ésta en la que se hicieron las reformulaciones necesarias, en atención a las opiniones recibidas.

El documento final, Una visión sobre la UNAM. Aportaciones para el proceso de reforma, presenta la situación actual de la UNAM en los contextos nacional e internacional y plantea propuestas y posibles soluciones para enfrentar los problemas detectados en las funciones sustantivas y en la estructura organizativa y de gobierno de la institución. A manera de conclusión, la CECU hace una reflexión en tomo a las reformas que requiere la institución para dar respuesta a los grandes retos que tiene ante sí en sus diversos ámbitos, así como en los contextos nacional e internacional.

Este trabajo confirma la posición de la CECU en el sentido de que la heterogeneidad institucional obliga a que los problemas sean atendidos de manera diferenciada, en varios niveles e instancias, con la participación de los sectores directamente involucrados. La resolución de los problemas que aquejan a la Universidad debe partir del reconocimiento pleno de las dimensiones y niveles en que está estructurada la institución; de la diversidad de campos de conocimiento en que se realizan la producción, la transmisión y la difusión del conocimiento, y del respeto a las comunidades que los conforman.

La labor que ha implicado llegar a este texto reafirma la pertinencia de la propuesta que la CECU formuló al Consejo Universitario, en el sentido que el Congreso Universitario se realice por etapas y que éste debe ser entendido, fundamentalmente, como un proceso cuyo fin sea la reforma gradual y concertada de diversos ámbitos, instancias y sectores, y no como un evento único.

Los integrantes de la CECU confían en haber reflejado la pluralidad de ideas y opiniones que la comunidad universitaria ha expresado en varios momentos y espacios. Agradecemos a los órganos colegiados de la institución y a la comunidad universitaria sus aportaciones para la elaboración de este documento, con la convicción de que será un referente útil para los procesos de reforma que se han emprendido y se emprenderán, tanto en el ámbito general de la UNAM como en cada una de las entidades que la integran.