Número 11                                               Época IV                                     Mayo 2007


TEMAS A DEBATE

El presupuesto educativo 2007*

Las ampliaciones aprobadas por la Cámara de Diputados no resarcieron el deficitario presupuesto educativo. En el caso del Ramo 11, algunas dependencias e instituciones resultaron con menores recursos, en relación al Presupuesto de Egresos aprobado en 2006.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2007 (publicado el pasado 18 de enero), los recursos para el sector educativo, incluidas las reasignaciones presupuestales aprobadas por la Cámara de Diputados, quedaron integrados de la siguiente manera:

Ramos

Por ramos educativos (11, 25 y 33) el monto total asciende a 390 mil 448 millones 868 mil 155 pesos. Este monto representa 4.0 por ciento, con respecto al producto interno bruto, y un incremento de dos décimas porcentuales, con respecto al proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación enviado por el Ejecutivo federal, que implicaba 3.8 por ciento.

Las ampliaciones en los tres ramos educativos ascienden a 17 mil 455 millones 180 mil 232 pesos, incluidas las de cultura. Por niveles educativos, este al monto se distribuye de la siguiente manera: seis mil millones para educación básica; 794 millones para educación media superior; ocho mil 206 millones (sin incluir los recursos de las dos instituciones educativas del Ramo 08, Sagarpa) para educación superior; y dos mil 125 millones, para cultura; además, 80 millones 180 mil 232 pesos, para infraestructura en el Ramo 33 (Fondo de aportaciones múltiples).

Las ampliaciones por seis mil millones de pesos para educación básica, se distribuyen para los siguientes rubros: educación de adultos (135 millones 800 mil pesos); formación y actualización de docentes de educación básica( 124 millones 200 mil pesos); grupos vulnerables (57 millones 900 mil pesos); educación superior para escuelas normales (429 millones 900 mil pesos); equipamiento para educación básica (370 millones); saneamiento del Fondo de aportaciones para la educación básica (714 millones 500 mil pesos): incremento salarial adicional (tres mil 120 millones 900 mil pesos) y otras medidas (un mil 046 millones 800 mil pesos).

Las ampliaciones para educación media superior, se distribuyeron en los siguientes rubros: Programa de nivelación salarial del Colegio de Bachilleres (237 millones 300 mil pesos); Programa de nivelación salarial de los CECT (100 millones de pesos) y Programa nacional de becas para la retención de estudiantes de educación media superior (no beneficiados por otros programas) (456 millones 700 mil pesos).

Las reasignaciones fueron por 13 mil 161 millones 280 mil 232 pesos, toda vez que hubo reducciones por cuatro mil 293 mil 900 millones de pesos.

El Ramo 11 tuvo un incremento de nueve mil 557 millones 300 mil pesos, para quedar en 151 mil 963 millones 400 mil pesos.

El Ramo 25 tuvo un incremento de tres mil 523 millones 800 mil pesos, para quedar en 39 mil 922 millones 600 mil pesos. Dentro de este ramo, se incrementaron tres mil 773 millones 800 mil pesos al rubro denominado previsiones para los servicios personales de educación básica y normal; es decir, para los incrementos salariales del magisterio, la creación de plazas y para otras medidas administrativas, económicas y contingentes.

En tanto, también dentro del Ramo 25, se disminuyeron 250 millones de pesos al rubro aportaciones para los servicios de educación básica y normal del DF.

Los fondos educativos contenidos en el Ramo 33, tuvieron un incremento de 80 millones 180 mil 232 pesos, que se reasignaron al Fondo de aportaciones múltiples destinado a la infraestructura educativa. El total de los fondos educativos asciende a 198 mil 562 millones 868 mil 155 pesos.

Sin embargo, las ampliaciones aprobadas por la Cámara de Diputados no resarcieron el deficitario presupuesto educativo. En el caso del Ramo 11, algunas dependencias e instituciones resultaron con menores recursos, en relación al Presupuesto de Egresos aprobado en 2006. Entre ellas, las siguientes: la Dirección de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa, con menos 212 millones 598 mil pesos; la Dirección General de Formación Continua de Maestros en Servicios, con menos 75 millones 964 mil pesos; la Subsecretaría de Educación Superior, con menos dos millones 219 mil pesos; la Dirección General de Educación Superior para Profesores de la Educación, con menos nueve mil 342 pesos y la Dirección General de Educación en Ciencias y Tecnología del Mar, con menos 53 millones 734 mil pesos.

También, resultaron con menores recursos, instituciones educativas y culturales, ya sea porque no recibieron ampliaciones o, incluso, porque el monto de las mismas fue insuficiente para compensar las reducciones contenidas en la propuesta presupuestal enviada por el Ejecutivo federal. Entre ellas, las siguientes: Canal 11, con menos un millón 029 mil pesos; el Instituto Nacional del Derecho de Autor, con menos cuatro millones 340 mil pesos; el Centro de Capacitación Cinematográfica, con menos 620 mil 906 pesos; el Colegio de Bachilleres, con menos dos millones 372 mil pesos; el Comité de Operaciones y Fomento de Actividades Académicas del IPN, con menos 108 millones 259 mil pesos; el CAPFCE, con menos de 680 millones de peso; el Consejo Nacional de Fomento Educativo, con menos 22 millones 935 mil pesos; el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, con menos un millón 799 mil pesos; el Instituto Mexicano de Cinematografía, con menos 35 millones 339 mil pesos; el Patronato de Obras de Instalaciones del IPN, con menos 555 mil 341 pesos; la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, con 384 mil 190 pesos; y Televisión Metropolitana, con menos 9 millones 998 mil pesos.

Educación Superior

Los recursos para educación superior en 2007 ascienden a 76 mil 305 millones 860 mil pesos. Este monto incluye las instituciones educativas de los ramos 11, Educación Pública, y 08, Sagarpa, así como los fondos, programas y los recursos para infraestructura de educación superior contenidos en el Fondo de aportaciones múltiples del Ramo 33.

Con relación al producto interno bruto (PIB), el presupuesto para educación superior de 2007 representa 0.78 por ciento y un incremento de 0.09 centésimas en comparación con el proyecto de presupuesto del Ejecutivo federal que representaba 0.69 por ciento.

Las ampliaciones aprobadas por la Cámara de Diputados ascendieron a ocho mil 546 millones 410 mil pesos, distribuidas de la siguiente manera: un mil 876 millones 149 mil 485 pesos, para las instituciones federales de educación superior y seis mil 670 millones 261 mil 279 pesos, para el incremento al subsidio ordinario a las universidades públicas estatales y los fondos y programas de ese nivel educativo.

Los recursos del Fondo para la consolidación de las universidades públicas estatales y con apoyo solidario (irreductible) y del Fondo para incremento de la matrícula en educación superior se otorgaron sobre la base de 4.7 por ciento al presupuesto irreductible de cada una de las 80 instituciones educativas.

Con excepción de esos dos fondos y del modelo de asignación adicional al subsidio federal ordinario, el resto de los fondos están sujetos a que la Secretaría de Educación Pública emita reglas de operación o cuando menos criterios para acceder a los recursos de dichos fondos.

Sin embargo, los incrementos aprobados no lograron resarcir del todo el deficitario presupuesto de educación superior, toda vez que algunas instituciones educativas resultan con menores recursos con relación al cierre estimado y unas, incluso, con el presupuesto aprobado de 2006. Entre ellas, las siguientes: la Universidad Nacional Autónoma de México, con menos 216 millones 113 mil pesos; la Universidad Autónoma Metropolitana, con menos 104 millones 949 mil pesos; El Colegio de México, con menos 466 mil 958 pesos; el Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del IPN, con menos 60 millones 310 mil pesos; y la Universidad Agraria Antonio Narro, con menos 24 millones 234 mil pesos. Esta última institución, con respecto al presupuesto aprobado de 2006, resultó con menos 384 mil 190 pesos. En el caso de las universidades estatales, con respecto al presupuesto aprobado en 2006, resultaron con   menores recursos las siguientes: la Universidad Autónoma de Guerrero (39 millones 752 mil pesos); la Universidad Autónoma del Estado de México (209 millones 548 mil pesos); la Universidad Autónoma de Tabasco (23 millones 991 mil pesos); la Universidad Politécnica de Tulancingo (cuatro millones 323 mil pesos) y la Universidad Politécnica de Chiapas (un millón 426 mil pesos).

*Coordinación de Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología
Cámara de Diputados