Número 13                                               Época IV                                      Febrero 2008


PRESENTACIÓN

El final del año 2007 y el nuevo año 2008 trajeron consigo tanto una coyuntura de importancia singular para los trabajadores de la UNAM, como la efeméride de conmemorar los 40 años del movimiento estudiantil de 1968. En el primer aspecto, tuvo lugar la renovación del titular de la rectoría de la Universidad Nacional, proceso verificado dentro de los cartabones y el caduco sistema de la “junta de notables” en la institución; al mismo tiempo, el sindicato junto con la Unión Nacional de Trabajadores y otras organizaciones fraternas han venido ejerciendo la lucha por revertir los efectos perniciosos de la reforma a la Ley del ISSSTE para la jubilación de los sindicalizados.

En relación al aniversario del 68, en esta edición se incluye una colaboración del doctor Manuel Servín Massieu en donde rememora cómo se vivieron aquellos hechos en el Instituto Politécnico y sus secuelas ominosas: “Consecuencia del violento asalto a mi Alma Mater –una sola y aislada escuela del Poli, junto al Deportivo Plan Sexenal– fue su exagerado cerco por varias decenas de tanquetas y un batallón de soldados armados hasta los dientes. Aquella mañana del 24 de septiembre de 1968 se veían los destrozos en Santo Tomás del IPN desde varias calles antes de llegar”. Asimismo, nos ofrece una serie de imágenes fotográficas inéditas hasta ahora.

Respecto al cambio de titular al frente de la UNAM, Alberto Pulido A. plantea: “Con la designación del doctor José Narro Robles como rector de la UNAM, se deben abrir nuevos caminos para que entre todos los sectores universitarios se discuta y apruebe una reforma universitaria que arme a la institución con opciones administrativas y académicas de trascendencia, para asumir los retos que viene marcando el siglo XXI”.

Asimismo, en la sección Reforma Universitaria publicamos un artículo alusivo a la abierta oposición a los concursos de oposición, por Eduardo Harada O., en donde señala, entre otros puntos, que la mayor parte de los profesores de la UNAM son interinos de asignatura, por lo cual, además de recibir un salario bajo, padecen la inestabilidad laboral, ya que un profesor interino puede ser despedido del modo más sencillo y económico: simplemente, al principio del año o semestre, se le informa que no hay grupos disponibles para él.

A propósito de acontecimientos ocurridos al final del año en la Catedral de la ciudad de México, aparece un artículo sobre El papel de la iglesia y los medios de difusión en la conducta social en México; menciona la intransigencia de los grupos que intervinieron y el rejuego sostenido al particular en los diversos medios de comunicación.

Los nuevos roles asumidos por la mujer en el campo laboral, mismos que también repercuten en las modificaciones de la estructura de otras instituciones como la educación, el matrimonio y la familia, son abordados en el artículo Incorporación de la mujer en el mercado de trabajo: transformaciones estructurales y superestructurales. Asimismo, en el ámbito de las relaciones sociales viene un reporte alusivo a la iImportancia de las políticas públicas de combate a la pobreza urbana en el contexto de una ciudad global.

En la sección Arte/Cultura, Araceli Zúñiga habla de las Monumenta, el trabajo artístico hecho para que la ciudad de México se convierta en la ciudad de las monumenta. Esto es, una ciudad feminizada por la palabra: la forma y el fondo: la palabra visual. Signo de la serpiente (femenina). Otro artículo también sobre arte urbano es Poesía pública, poesía visible, poesía para peatones, por César Horacio Espinosa V.

En la sección Libros se encuentra una reseña sobre la presentación del libro La izquierda estudiantil en la UNAM, organización, movilizaciones y liderazgos (1958-1972), por José.