Número 17                                         Época IV                               Marzo 2010


HABILIDADES, ACTITUDES Y VALORES

R. Rodríguez Nieto

Antecedentes

Las autoridades educativas de nuestro país han mostrado un especial interés en evaluar los índices de calidad del nivel educativo medio superior (Objetivo Estratégico). Se ha identificado la necesidad de que los estudiantes del bachillerato desarrollen habilidades básicas y asuman actitudes congruentes con los objetivos, para lo cual se ha diseñado la estrategia “Establecer las competencias (En la Facultad de Ingeniería se han determinado, además de Conocimientos, Habilidades y Actitudes, pero con todo esto se desarrollan competencias, aunque hasta la fecha en la Comisión para los Planes de Estudio no se trabaja con este concepto) para la vida y el trabajo…, incorporando al plan y los programas de estudio contenidos y actividades de enseñanza y aprendizaje dirigidas al desarrollo de competencias…”.1,2

Para lograr esto, uno de los ejes principales es la definición de un Marco Curricular Común, “que compartirán todas las instituciones del bachillerato, basado en un enfoque educativo orientado al desarrollo de competencias”.
Por otra parte, en la UNAM y en la Universidad del Mar se han presentado diferentes trabajos o ponencias3-4 sobre la distribución de Habilidades Actitudes y Valores del Perfil del Egresado, en los programas de las asignaturas de los Planes de Estudios correspondientes.

Adicionalmente, se establece11 que el buen desarrollo de los pueblos no es cuestión, principalmente, de las extensiones de sus territorios ni de sus recursos naturales o de su antigüedad, ni de sus conocimientos sino de sus actitudes, presentándose diversas ilustraciones sobre el particular.

Cabe señalar que se ha continuado con una investigación educativa aplicada, con el fin de analizar y mejorar con la práctica, las partes de un modelo del Proceso Enseñanza-Aprendizaje, para lo cual se solicitó y obtuvo un período sabático. Los resultados se presentaron en un informe que fue aprobado por el Consejo Técnico de la Facultad de Ingeniería (FI); como parte de estos resultados se elaboró una ponencia12, que se presentó también en el Segundo Foro del Personal Académico de la FI.

Por último en estos “Antecedentes”, se revisó una tesis de Licenciatura16 en la que se establece “Antes de realizar cualquier proyecto o proceso de explotación de un yacimiento de hidrocarburos, se requiere poseer un modelo claro y específico del mismo; cuanto mejor refleje la realidad ese modelo, mayor será la probabilidad de éxito del proyecto”.

Consideramos que el concepto anterior se aplica en nuestro caso como sigue: En cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje de un curso, es muy conveniente poseer un modelo claro y específico de ese proceso; cuanto mejor refleje la realidad el modelo, mayor será la probabilidad de éxito.

Análisis

El enfoque educativo basado en el desarrollo de competencias se inicia1,2 retomando dos definiciones de este concepto y analizando “las implicaciones en la conceptualización de estudiante y docente, del proceso de enseñanza y aprendizaje, así como su impacto en el aula.13 Las definiciones que se retoman son:

Capacidad de movilizar recursos cognitivos para hacer frente a un tipo de situaciones con buen juicio, a su debido tiempo, para definir y solucionar verdaderos problemas.

Proceso complejo de desempeño integral con idoneidad en determinados contextos, que implican la articulación y aplicación de diversos saberes, para realizar actividades y/o resolver problemas, con sentido de reto, motivación, flexibilidad, creatividad y comprensión, dentro de una perspectiva de mejoramiento continuo y compromiso ético.

Algunas de las características de este enfoque educativo son:

El educando es el sujeto que construye sus aprendizajes, gracias a su capacidad de pensar, actuar y sentir.

A manera de conclusión, se reconoce que las competencias van más allá de las habilidades básicas, ya que implican desarrollar en los estudiantes la capacidad de captar el mundo circundante, ordenar sus impresiones, comprender las relaciones que se suscitan entre los hechos que observan, y actuar en consecuencia. Se debe dejar de lado la memorización sin sentido y la adquisición de habilidades relativamente mecánicas.

Las competencias se establecen en el Marco Curricular Común14.

Por ejemplo, el campo de conocimiento de matemáticas, conforme al Marco Curricular Común ya citado, tiene la finalidad de propiciar el desarrollo de la creatividad y el pensamiento lógico y crítico, mediante procesos de razonamiento, argumentación y estructuración de ideas que conlleven el despliegue de distintos Conocimientos, Habilidades, Actitudes y Valores, en la resolución de problemas matemáticos que en sus aplicaciones trasciendan el ámbito escolar. Para esto se establecieron las competencias disciplinares básicas del campo de las matemáticas.

Matemáticas I es la primera de un conjunto de cuatro asignaturas que forman el campo de las matemáticas, en el que se busca consolidar y diversificar los aprendizajes y desempeños adquiridos, ampliados y profundizando los Conocimientos, Habilidades, Actitudes y Valores relacionados con este campo. En la primera asignatura se promueve el uso de representaciones y procedimientos algebraicos; en las siguientes, se fortalece este desempeño con el manejo de las relaciones funcionales entre dos o más variables.

Matemáticas I está organizada en diez bloques (temas), para facilitar la formación y/o resolución de situaciones o problemas de manera integral en cada uno, y de garantizar el desarrollo gradual y sucesivo de distintos Conocimientos, Habilidades, Actitudes y Valores.

Todas las asignaturas contribuyen al desarrollo de competencias genéricas, teniendo cada asignatura una participación específica; por ejemplo en Matemáticas I se ejerce el análisis crítico; se expresa y comunica, se piensa reflexivamente, se aprende de manera autónoma, se trabaja en forma colaborativa (al aportar puntos de vista distintos o proponer formas alternas de resolver problemas), se participa responsablemente en la sociedad (proponiendo soluciones a problemas de su localidad).

Las competencias genéricas son las que deben desarrollar todos los bachilleres; junto con las competencias disciplinarias constituyen el Perfil del Egresado del Sistema Nacional de Bachillerato.

Las competencias genéricas son:

Se conoce y valora a sí mismo y aborda problemas y retos teniendo en cuenta los objetivos que persigue.

Es sensible al arte y participa en la apreciación e interpretación de sus expresiones de distintos géneros.

Elige y practica estilos de vida saludables.

Escucha, interpreta y emite mensajes pertinentes en distintos contextos mediante la utilización de medios, códigos y herramientas apropiadas.

Desarrolla innovaciones y propone soluciones a problemas a partir de métodos establecidos.

Sustenta una postura personal sobre temas de interés y relevancia general, considerando otros puntos de vista de manera crítica y reflexiva.

Aprende por iniciativa e interés propios a lo largo de la vida.

Participa y colabora de manera efectiva en equipos diversos.

Participa con una conciencia cívica y ética en la vida de su comunidad, región, México y el mundo.

Mantiene una actitud respetuosa hacia la interculturalidad y la diversidad de creencias, valores, ideas y prácticas sociales.

Contribuye al desarrollo sustentable de manera crítica, con acciones responsables.

En tanto que las competencias disciplinares básicas del campo de matemáticas son:

Construye e interpreta modelos matemáticos mediante la aplicación de procedimientos aritméticos, algebraicos, geométricos y variacionales, para la comprensión y análisis de situaciones reales, hipotéticas o formales.

Formula y resuelve problemas matemáticos, aplicando diferentes enfoques.

Explica e interpreta los resultados obtenidos mediante procedimientos matemáticos y los contrasta con modelos establecidos o situaciones reales.

Argumenta la solución obtenida de un problema, con métodos numéricos, gráficos, analíticos o variacionales, mediante el lenguaje verbal, matemático y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Analiza las relaciones entre dos o más variables de un proceso social o natural para determinar o estimar su comportamiento.

Cuantifica, representa y contrasta experimental o matemáticamente las magnitudes del espacio y las propiedades físicas de los objetos que lo rodean.

Elige un enfoque determinista o uno aleatorio para el estudio de un proceso o fenómeno, y argumenta su pertinencia.

Interpreta tablas, gráficos, mapas, diagramas y textos con símbolos matemáticos y científicos.

En la FI ya se han propuesto15 ejemplos de distribución de Habilidades, Actitudes y Valores, en las Asignaturas “Mecánica de Fluidos”, “Principios de Mecánica de Yacimientos”, “Comportamiento de Yacimientos” e “Ingeniería de Yacimientos de Gas” y, a solicitud expresa de la Comisión Para la Actualización Permanente de los Planes y Programas de Estudio (CAPPPE) de la FI, se propuso el Programa de Álgebra de la División de Ciencias Básicas.

Conclusiones

En octubre del 2008 la SEP publica un acuerdo mediante el cual se establecen las competencias genéricas y las disciplinares que constituyen el nuevo Marco Curricular Común del Sistema Nacional de Bachillerato.

Las competencias son procesos complejos de desempeño integral; su desarrollo requiere de Conocimientos (C), Habilidades (H), Actitudes (A) y Valores (V), para cubrir los Indicadores de Desempeño y generar Evidencias de Aprendizaje.

Los Conocimientos, Habilidades, Actitudes y Valores requeridos se especifican en el programa de cada asignatura.

La distribución y establecimiento, en forma explícita y sistemática, de H, A y V en los programas de las asignaturas de la FI, se han estado proponiendo en múltiples ocasiones en la UNAM.

De acuerdo con el enfoque de competencias, una de sus características es que se fundamenta en el aprendizaje de los estudiantes y la función del docente es promover y facilitar ese aprendizaje.

Propuesta

De acuerdo con los Antecedentes, Análisis y Conclusiones de este trabajo, se propone incluir, de manera explícita y sistemática, Habilidades, Actitudes y Valores, en los programas de las asignaturas, a través de los Comités de Carrera en los casos que existan estos cuerpos colegiados, para obtener realmente la formación integral que se requiere en nuestros egresados. Como antecedentes tomar en cuenta el Marco Curricular Común del Sistema de Bachillerato de la SEP (y en su caso de la UNAM), así como las múltiples propuestas que se han hecho al respecto en la propia UNAM.

*Profr. Tit. “C” de TC faelrn10@hotmail.com.

REFERENCIAS

Dirección General del Bachillerato. Secretaría de Educación Pública: Fundamentación de la Propuesta de Modificación del Plan y Programas de Estudio, para establecer un Sistema Nacional de Bachillerato. Febrero 2009. Rodríguez, N. R.:“Desarrollo de Habilidades y Actitudes”. Distribución en diferentes asignaturas del Plan de Estudios de la Carrera de Ingeniero Petrolero”. Ponencia presentada a la Coordinación de Ingeniería Petrolera, Facultad de Ingeniería, UNAM. Junio 2002.
Rodríguez, N. R.: “Establecimiento Explícito en los Objetivos de Aprendizaje de las Asignaturas, de las partes Habilidades y Actitudes del Perfil del Egresado, además de la parte Conocimientos”, que sí se incluye. Ponencia presentada a la Coordinación de Ingeniería Petrolera, Facultad de Ingeniería, UNAM. Octubre 2002.
Rodríguez, N. R.: “Principios de Mecánica de Yacimientos”. Modificación y Actualización de los apuntes de esta asignatura, que incluye, en forma explícita en los Objetivos, el desarrollo de Habilidades y la asunción (de asumir) de Actitudes del Perfil del Egresado de acuerdo a las características de la misma y a como se establece en el “Marco Institucional de Docencia” de la UNAM. Enero 2005.
Rodríguez, N. R.: Modificaciones al Plan de Estudios de Ingeniería Petrolera (Inclusión de Habilidades, Actitudes y Valores, en forma explícita, sistemática y concreta, no dejando estas características sólo en el Perfil del Egresado). Foro organizado por la Comisión de Implantación de los Nuevos Planes de Estudio, del Consejo Técnico de la Facultad de Ingeniería. Mayo 2005.
Rodríguez, N. R. y Rodríguez de la T. M.: “Inclusión Explícita de la Parte de Valores en el Perfil del Egresado”. Ponencia presentada al Coordinador de la Carrera de Ingeniero Petrolero, Facultad de Ingeniería, UNAM. Mayo 2005.
Rodríguez, N. R.; Rojas J.M. y Pérez M.A.: Misma ponencia que la Referencia Núm. 6, pero ahora para todas las Carreras. Propuesta al Consejo Universitario, c.c.p. el Consejo Académico de las Ciencias Físico-Matemáticas y de las Ingenierías. Junio 2005.
Rodríguez, N. R. y Rodríguez de la T. M.: Cursos-Taller de “Fisicoquímica de Explotación, “Mecánica de Fluidos”, Principios de Mecánica de Yacimientos”, “Comportamiento de Yacimientos”, “Ingeniería de Yacimientos de Gas”, “Recuperaciones Secundaria y Mejorada de Hidrocarburos”, “Análisis de Curvas de Declinación”, “Fisicoquímica” y “Proceso Enseñanza-Aprendizaje y su Evaluación”. (Algunos cursos se han impartido muchas veces; los cursos comprenden los niveles de Licenciatura, Posgrado, capacitación académica y capacitación en la industria). Semestres Académicos 2000-1 a 2010-1.
Rodríguez, N. R.: Inclusión Explícita y Sistemática del Resto del Perfil del Egresado (Habilidades, Actitudes y Valores) en los programas de las asignaturas. Ponencia presentada a la CAPPPE, FI, 2008.
La Diferencia que Hace la Diferencia. Correo distribuido por Internet (disponible). Marzo 2009.
Rodríguez, N. R.: “Aplicaciones de un Modelo del Proceso Enseñanza-Aprendizaje”. Ponencia presentada en el Segundo Foro Académico del Personal Académico de la Facultad de Ingeniería, realizado los días 12 y 18 de noviembre del 2009.
Criterios Generales para el Diseño de Plan de Clase. Sistema Nacional del Bachillerato. SEP. Febrero 2009.
Diario Oficial de la Federación. Acuerdo Núm. 444 por el que se establecen las competencias que constituyen el Marco Curricular Común del Sistema Nacional del Bachillerato. Octubre 2008.
Rodríguez, N. R.: “Apuntes de Asignaturas”. Trabajo presentado en el Primer Foro Académico. Facultad de Ingeniería. UNAM. Agosto 2008.
Hernández, R. J.: Unidades de Flujo en Yacimientos Petroleros. Tesis de Licenciatura dirigida por el Ing. Manuel Villamar Vigueras. Facultad de Ingeniería, noviembre del 2009.