Número 21                                         Época IV                       enero-marzo 2012


EL PORQUÉ SURGIÓ EL CENTRO DE INVESTIGACIONES
HISTÓRICAS DEL SINDICALISMO UNIVERSITARIO (CIHSU)

José Enrique Pérez Cruz*

(El) trabajo se comenzó a desarrollar antes de su creación, en marzo de 1985, ya que en 1976 se tuvo noticia de otras organizaciones gremiales antecesoras con igual nombre que el actual Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM).

Desde hace 26 años, el Centro de Investigaciones Históricas del Sindicalismo Universitario (CIHSU) inició la tarea de recopilar los materiales sobre la historia de las organizaciones sindicales que han existido en la Universidad Nacional desde el año de 1929.

Los antecedentes del surgimiento del Centro se encuentran en el intento de explicar el porqué no estaban debidamente reguladas las relaciones laborales en la UNAM.

Y definir, así, por qué fueron necesario estallar una huelga con duración de 83 días entre el 25 de octubre de 1972 y el 15 de enero de 1973, por parte del personal administrativo, para la firma de un Convenio Colectivo de Trabajo. Posteriormente, se llevó a cabo una huelga del sector académico en junio de 1975, sin lograr el mismo objetivo. Por último, la huelga por la firma de un contrato colectivo único fue estallada por el STUNAM (producto de la fusión de los sindicatos de administrativos y académicos) de los días 20 de junio al 7 de julio de 1977.

Al comenzar a analizar esos fenómenos, nos enteramos de que la historia se remontaba al año de 1929 y que había varias etapas organizativas y no se contaba con un archivo que respaldara a esa historia.

Ese trabajo se comenzó a desarrollar antes de su creación, en marzo de 1985, ya que en 1976 se tuvo noticia de otras organizaciones gremiales antecesoras con igual nombre que el actual Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM). En ese año se descubrió un ejemplar del Contrato Colectivo de Trabajo del año de 1932, en la Hemeroteca Nacional, y un Reglamento del Seguro de Vida del Empleado Universitario.

Posteriormente, en diciembre de 1978 se realizó la I Reunión de Dirigentes Sindicales. En ella nos fueron presentados a Alberto Pulido y a mí varios de quienes habían sido secretarios generales del Sindicato en sus diferentes etapas; a continuación y de manera cronológica mencionaré a esos personajes que ahí conocimos:
Daniel Bravo Chávez Secretario General del Sindicato de Empleados y Obreros de la UAM de 1935 a 1937.
Alfonso Lobato Salas, Secretario General del STUNAM de 1948 a 1950.
Pedro Armas Rojas, Secretario General del STUNAM de 1950 a 1951 y de 1951 a 1953.
Martín Hernández Granados, Secretario General del STUNAM y del SEOUNAM
Alfonso Bravo Chávez, Secretario General del SEOUNAM.
Miguel Núñez Alvarado, Secretario General del SEOUNAM.
Evaristo Pérez Arreola, Secretario General del STEUNAM Y DEL STUNAM.

Otro personaje de gran importancia que conocí fue Roberto Ramos Vigueras, ex representante por el personal administrativo ante el Consejo Universitario y quien logró la reincorporación del personal universitario (académico y administrativo) a los beneficios de la Ley de Pensiones Civiles y del que habían sido privados desde 1929. Su labor, de 1946 a 1952, fue fundamental para ese logro. Su presencia en ese acto fue muy importante porque no llegó con las manos vacías, fue una enorme sorpresa ver que traía un verdadero tesoro: ¡tres ejemplares de la Gaceta Universitaria!

Pero no crean ustedes que era la actual Gaceta de la UNAM, no: eran ejemplares del órgano oficial del STUNAM el de los años 1952 y 1953, y además un ejemplar del periódico Acción del STUNAM de 1957. Este último fue de gran importancia, pues incluía un artículo que presentaba un breve recuento de los diferentes sindicatos que habían existido desde 1929 hasta ese año.

Sin embargo, en el primer nombre que mencionaba incurría en una inexactitud, ya que mencionaba a un Sindicato Único de Empleados de la Universidad Nacional, si bien los siguientes nombres sí correspondían a las diversas organizaciones que existieron en la Universidad, Ahora lo sé, pero entonces reproduje el cuadro en uno de mis primeros trabajos para la prensa sindical, con ese error.

En el marco de la constitución del Sindicato Único Nacional de Trabajadores Universitarios (SUNTU), publicamos la primera cronología que abarcaba lo que en ese momento eran los primeros 50 años de sindicalismo universitarios y que contenía los párrafos en que se mencionaba a los trabajadores universitarios en la legislación universitaria durante ese período y los datos que se habían localizado a lo largo del lapso que iba de 1929 hasta 1979.

En esa ocasión, en el Museo Universitario del Chopo se montó una exposición con los materiales más importantes que habían sido localizados hasta ese momento; ese evento se realizó con la orientación y apoyo del compañero Cesar Espinosa y fue inaugurado por los secretarios generales del SUNTU y del STUNAM el 12 de octubre de 1979, día de la constitución del Sindicato Nacional.

Como ya se mencionó, fue Alberto Pulido quien más apoyó esta labor desde el aparato sindical. Así que cuando llego a ser Secretario de Prensa en el año de 1984 me convocó para hacerme cargo del Centro de Investigaciones Históricas del Sindicalismo Universitario y de la Revista Legado Sindical, cuyo primer número apareció en marzo de 1985. En ella se fueron difundiendo los primeros avances de la investigación. Por ejemplo, en el número 2 se incluyeron los nombres de todos los integrantes de los comités ejecutivos de 1929 a 1985.

Una de las primeras actividades del CIHSU fue la publicación de la que había sido la tesis de licenciatura de Fabián López Pineda, Historia del STEUNAM: Luchas y conquistas (1971-1977).

En el año de 1987, el CIHSU llevó a cabo una exposición sobre “Los 55 años de la Prensa Sindical en la UNAM”.

Durante los días 25 al 25 de marzo de 1988, el CIHSU y el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Universidad Veracruzana organizaron el I Encuentro Nacional de Estudios del Sindicalismo Universitario en Xalapa, Veracruz.

Las indagaciones nos llevaron a detectar que en el Archivo Histórico de la UNAM se encontraba el Fondo Documental Rafael Carrasco Puente, donde se encontraba depositado el archivo de Manuel Vásquez Cadena que incluye los materiales documentales más antiguos de la organización, es decir, de la Unión de Empleados de la Universidad Nacional y del Sindicato de Empleados y Obreros de la Universidad Autónoma de México.

Ahí localizaron los tres primeros boletines que editó la Unión de Empleados en el año de 1932 y algunos de los boletines posteriores.

A don Daniel Bravo Chávez le debemos la fotografía sindical de grupo más antigua con que contamos y es del primero de mayo de 1936. También don Alfonso Bravo Chávez nos orientó sobre la historia de las primeras organizaciones de los trabajadores universitarios.

Se han llevado a cabo entrevistas a varios ex secretarios, como Alfonso Lobato Salas, Daniel y Alfonso Bravo Chávez, Nicolás Olivos Cuellar y Hugo Martínez Moctezuma.

La Revista Legado Sindical, aunque se ha publicado de manera irregular, ha proseguido durante 26 años de existencia difundiendo los avances de investigación.

El CIHSU ha permanecido existiendo gracias al apoyo de la Secretaría de Prensa y Propaganda del Sindicato de Trabajadores de la UNAM. Especialmente gracias al impulso que le ha dado Alberto Pulido Aranda, quien ha sido uno de los investigadores de ls historia del sindicalismo universitario, y por tanto un dirigente consciente del aspecto histórico de la organización, que ha impulsado estos trabajos tan importantes para conocer nuestros antecedentes de la lucha sindical.