Número 09                                               Época IV                                     Junio 2006


FORO HISTÓRICO

Recomendaciones de la primera reunión del Foro Universitario

La universidad es parte de la formación social mexicana y, por ello, comparte y reproduce en si misma las características y contradicciones inherentes a ésta. En otras palabras, refleja en su seno el carácter dependiente del sistema, el autoritarismo político y también la lucha por superar ambos fenómenos. Esta lucha, de la cual esta Primera Reunión del Foro Universitario es una instancia más, tiene el propósito de transformar la universidad, su sistema de gobierno, el contenido y la orientación de la enseñanza, de la investigación y de la difusión cultural.

I

La universidad tiene como objetivos básicos la formación de profesionistas en las diversas disciplinas científicas, humanísticas y estéticas; la creación y la divulgación de la ciencia y la técnica y, por ende, el desarrollo de las fuerzas productivas; y el impulso a las humanidades y las artes. Sin embargo, hasta ahora, sólo ha realizado estas funciones de manera por demás deficiente, debido, entre otros, a los siguientes factores:

1) Un insuficiente apoyo económico del Estado; que además es condicionado por criterios políticos y no académicos.
2) La dependencia económica, científica y tecnológica del país, que implica que la ciencia y la técnica que se utilizan en la producción sean importadas de países imperialistas y, en consecuencia, que no se apoye suficientemente la investigación científica y la elaboración de tecnología nacionales.
3) Sistemas pedagógicos anacrónicos, tales como el verbalismo, el exceso de información detallista y la separación artificial de la docencia y la investigación y de disciplinas afines.
4) Escaso nivel de profesionalización de la actividad docente, que se refleja en un alto porcentaje de maestros de asignatura (destajistas).

II

La Primera Reunión del Foro Universitario recomienda que el movimiento de reforma universitaria luche por los siguientes objetivos:

a) Que el Estado aumente los recursos financieros de la Universidad para que ésta pueda cumplir debidamente con sus funciones.
b) Transformar radicalmente los sistemas pedagógicos anacrónicos y el contenido y la orientación de la enseñanza, de la investigación y de la difusión cultural. Es decir, que el estudiante adquiera, además de una sólida formación profesional y como parte de ella, una clara conciencia de las consecuencias sociales de la disciplina científica, humanística o estética que estudie y de las condiciones sociales que le dieron origen. De esa manera, empezar a desmitificar la enseñanza y la investigación de la ideología burguesa que le son inherentes en el sistema capitalista.
c) Una enseñanza e investigación que se enfoquen desde una perspectiva multidisciplinaria.
d) Una relación más estrecha entre docencia e investigación.
e) La democratización global de la universidad, tanto en el aula y en el laboratorio como en la estructura de gobierno de la institución, de sus institutos y centros de investigación y de difusión cultural. Entendiendo el estable cimiento pleno de la democracia en el ámbito universitario como garantía de su desempeño científico, crítico y popular y como marco necesario para un mayor compromiso de la institución y de los sectores que laboran o estudian en ella con la problemática social del país y con los sectores explotados de la población.
f) El fortalecimiento de la autonomía universitaria para lo cual se requiere la amplia difusión y discusión de sus aspectos históricos, estado actual y perspectivas.
g) Ampliar el acceso a la universidad de estudiantes provenientes de las clases y capas sociales explotadas. Exigiendo para ello el apoyo económico necesario.
h) Una mayor vinculación de la universidad, en el curso del desempeño de sus funciones, con la clase obrera, con los campesinos y otros sectores necesitados.

La lucha por la transformación de la Universidad no es nada fácil debido a que:

1) Siendo una institución del Estado, es un agente reproductor de la ideología de la clase dominante; y
2) Que la burocracia que dirige la administración de la UNAM y los otros centros de educación superior es un aparato poco dispuesto a los cambios sustanciales. Sin embargo, la realidad es mucho más rica y compleja. Estamos convencidos de que a pesar de estos obstáculos, el movimiento de reforma universitaria irá alcanzando el éxito que anhelamos debido a:

a) Que la universidad no refleja total y mecánicamente los intereses e ideología de la clase dominante. También se manifiesta, en cierta forma, dentro de ella la ideología del proletariado y de las masas explotadas. La universidad no está, por tanto, al margen de la lucha de clases, sino, antes bien, los conflictos universitarios son una expresión de esta lucha.
b) La creciente tendencia a que los egresados se conviertan en trabajadores asalariados; y la consecuente toma de conciencia entre los estudiantes de este fenómeno.

IV

Se recomienda continuar los estudios acerca de la relación de la universidad con el aparato productivo, el Estado y la superestructura; del papel de la estructura universitaria como mecanismo de integración ideológica; de las posibilidades de una mayor vinculación entre los sectores universitarios y los sectores y luchas populares.

V

Recomendaciones concretas:

1) Que los sindicatos universitarios colaboren, en la medida de sus posibilidades, a la publicación de una revista que funja como órgano de los trabajadores científicos organizados, a través de la cual éstos lleven a cabo la crítica permanente y sistemática de las condiciones en que se realiza su trabajo y la utilización que se hace del mismo, Asimismo, promover la organización nacional de los trabajadores científicos, en un organismo cuyos fines serán de carácter político-académico.
2) Formar una comisión entre el SPAUNAM y los trabajadores democráticos del Instituto Nacional de Energía Nuclear, que se aboque al estudio de la relación investigación-producción, en especial en lo referente a la energía nuclear. Asimismo promover la búsqueda y el establecimiento de contactos permanentes entre los científicos universitarios y los científicos y técnicos que laboran en las empresas nacionalizadas y/o en otros centros de investigación científica.

En términos generales los planes y programas de estudio, los métodos educativos y la orientación de la enseñanza actuales adolecen de grandes defectos y vicios: parcelan el conocimiento, orientación informativa en vez de formativa, no plantean la necesidad de inducir en el estudiante una verdadera responsabilidad social y un conocimiento crítico de la realidad nacional, encontrándose en ello un trasfondo ideológico proveniente fundamentalmente de la ideología de las clases dominantes.

Sin embargo, los estudios realizados no son todavía suficientes como para sentar las bases que nos permitan dar alternativas concretas y viables sustentadas en el conocimiento científico de nuestra realidad económica, social y política, tanto nacional como universitaria.

Por lo tanto, el movimiento de transformación universitaria debe iniciar con toda energía una amplia discusión sobre el diseño curricular sobre lo concerniente a la investigación educativa, para establecer una política y planeación educativa estructural, que abarque los niveles de enseñanza media superior y superior. Es fundamental tomar en cuenta que la discusión debe incluir no solamente todos aquellos elementos educativos con que cuentan los trabajadores académicos, sino también debe ser incluido todo análisis sobre la información extra universitaria; es decir todos los imperativos sociales. Estas discusiones deben plantear el estudio de modelos integrales para el diseño curricular que permitan elaborar métodos de enseñanza, planes y programas de estudios que no escapen a la problemática nacional. Asimismo deben realizarse análisis de carácter global y multidisciplinario y no restringirse únicamente a carreras particulares y exclusivamente a la UNAM, ampliando las discusiones a todas las instituciones de enseñanza media superior y superior del país.

Las experiencias que ya se tienen sobre la reforma universitaria como son los casos de Arquitectura, Economía, Plan A-36 de Medicina, C.C.H. y otros deben ser valoradas y tomadas en cuenta para futuras experiencias.

En forma paralela al desarrollo de los estudios indicados debe pugnarse por la creación de organismos colegiados de base va que éstos deberán ser los encargados principales de la discusión del perfil del profesionista, planes curriculares y métodos de enseñanza. Debe a su vez mencionarse las limitaciones que impone el Estado General en lo referente a la estructuración y cambio curricular, al igual que a lo concerniente a la participación democrática del trabajador académico, del trabajador administrativo y del estudiante.

II

La investigación científica se encuentra en un estado de dependencia y descuido institucional, de falta de medios necesarios, de desperdicio de esfuerzos y de desvinculación con la realidad nacional. Esto conduce a la mistificación de los fines que debe tener la misión del investigador, se ve manipulada y desvirtuada, lo que impide que contribuya a la transformación social. Es por tanto necesaria la búsqueda de nuevas orientaciones de la labor científica a través de los mecanismos que permitan la integración a esta discusión de amplios sectores de trabajadores científicos nacionales. Es necesario a pesar de la parcialización de la investigación científica actual la búsqueda de la unidad de la ciencia en sus últimos objetivos que deben ser la transformación de la sociedad.

II Las instituciones de enseñanza superior en México

Las instituciones de enseñanza superior en México atraviesan por una situación difícil dado sus escasos recursos económicos y humanos y sus bajos niveles académicos. Esta situación se agrava en aquellas universidades que viven procesos de transformación democrática.

El aumento de subsidio y personal académico no ha correspondido al aumento del alumnado. Además, el desarrollo de las diferentes instituciones de enseñanza superior ha sido muy desigual. Así el costo por alumno en la UNAM es tres veces el costo por alumno en la mayoría de las universidades de provincia.

La asignación de recursos a las diferentes universidades del país ha obedecido a motivos políticos, de manera que cuando a una universidad se le quiere estancar por vivir un proceso de transformación democrática se le restringe su presupuesto y los recursos del estado se destinan principalmente a aquellas universidades en donde el estado tiene el control administrativo y académico.

Nos interesa fortalecer y diversificar los procesos democráticos en las universidades del país. Se consideró responsabilidad de todos los sectores democráticos la iniciación, consecución y permanencia de los movimientos democratizadores en las instituciones de enseñanza superior en el país.

Recomendaciones

1). Uno de los problemas de las universidades en que más se hizo énfasis es en lo referente al financiamiento. Se recomienda la búsqueda de mecanismos que permitan a las universidades plantear al Estado sus necesidades de presupuesto en forma conjunta y no en lo individual como se ha venido haciendo. Se debe exigir al Estado el cumplimiento de su obligación ineludible de proveer a las universidades de los recursos necesarios para el cumplimiento de sus funciones.

2). Elaboración de un proyecto de Sistema de Educación Nacional que contemple, entre otros, los siguientes puntos:

a) Elaboración de planes y programas de estudio en carreras y áreas similares en forma conjunta.
b) Formas comunes de acreditación y revalidación de estudios.
c) Permitir la movilidad del profesor para que pueda pasar estancias de dos a tres años en otra universidad con objeto de reforzar las universidades de provincia.
d) Creación de programas docentes y de investigación a nivel nacional.

3). Creación de una legislación universitaria nacional en defensa de las universidades respetando su autonomía y los derechos básicos de los trabajadores universitarios.

4). Luchar por la profesionalización de la enseñanza exigiendo mayor número de plazas de tiempo completo para el personal académico y la elaboración y puesta en práctica de programas de formación docente.
5). Luchar por la descentralización de la enseñanza y la investigación proporcionando mayor cantidad de recursos a las universidades de provincia. Para ello se debe contar con un programa de asignación de recursos que tome en cuenta las necesidades de cada universidad en base a los requerimientos de educación superior e investigación de la región a que debe servir.

6). Luchar por la nacionalización de las instituciones privadas de educación superior.

III Enseñanza media superior.

El renglón de la enseñanza media superior tiene una problemática sumamente compleja que requiere de un profundo análisis. Los objetivos de esta etapa de la educación no están claros, los problemas que se presentan sobre todo en la E.N.P. son sumamente graves y abarcan desde problemas de la enseñanza hasta los problemas del porrismo, los problemas de corrupción en las preparatorias rayan ya en lo ridículo, el autoritarismo es ya insoportable, las razones históricas que le dieron origen hace tiempo que han dejado de ser válidas; sin embargo, la Preparatoria no ha sido capaz de evolucionar en forma paralela con la sociedad. Por tanto se recomienda también profundizar los estudios sobre la enseñanza media superior a nivel nacional y en especial las preparatorias buscando objetivos para esta etapa, de tal forma que el nivel medio superior de la enseñanza se convierta en algo productivo. Las nuevas experiencias del C.C.H. y del Colegio de Bachilleres deben evaluarse de tal forma que contribuyan a estos estudios.

IV. Recomendaciones concretas

1) Vincular a los profesores y estudiantes de la E.N.P. y del C.C.H. con los de las escuelas y facultades para estudiar los problemas de la enseñanza media superior.
2) Estudiar a fondo las condiciones laborales y académicas de la E.N.P.
3) Continuar e intensificar la lucha por la profesionalización de la enseñanza.
4) Difundir el nuevo plan de estudios del Autogobierno de Arquitectura.

GOBIERNO Y PARTICIPACIÓN UNIVERSITARIA

El régimen legal de la UNAM se caracteriza por sostener una estructura autoritaria, que pone en manos del Rector y la Junta de Gobierno, así como de un Consejo Universitario antidemocrático, las decisiones fundamentales para la vida y el desarrollo de la UNAM. Esta estructura tiene su origen y reproduce las características esenciales del sistema jurídico político nacional. Todo ello coloca a los universitarios al margen de la solución a los principales problemas de la UNAM.

Esta estructura corresponde e influye en la crisis de la Universidad Nacional. En consecuencia, la Primera Reunión del FORO recomienda a las fuerzas universitarias democráticas organizadas luchen contra los rasgos más característicos de esta estructura de gobierno. En primer lugar, se debe pugnar por eliminar las Juntas de Gobierno y por alcanzar la representación paritaria en los Consejos Universitarios, mediante la aplicación de métodos democráticos que permitan la intervención-de trabajadores administrativos, académicos y estudiantes. Que las autoridades universitarias sean nombradas directamente por los tres sectores.

Esta Primera Reunión del FORO UNIVERSITARIO recomienda el estudio por parte de las fuerzas democráticas de una alternativa de legislación universitaria nacional que contemple los siguientes aspectos:

1) Respeto y garantía plena a la autonomía universitaria
2) Democratización de los órganos de gobierno
3) Subsidio suficiente y de acuerdo a los requerimientos de los universitarios, sin restricción alguna
4) Respeto pleno a los derechos de los trabajadores, en particular el derecho irrestricto de huelga, la contratación colectiva y la libertad de organización sindical.
5) Participación de las organizaciones de trabajadores, maestros y estudiantes en la elaboración de los proyectos de investigación, difusión y enseñanza que afecten al sistema educativo nacional. Las tareas de difusión actualmente se encuentran limitadas debido a la ausencia total de participación de los trabajadores administrativos y académicos, y de los estudiantes en las decisiones que en esta materia se desarrollan en las Universidades.

La Primera Reunión del FORO se pronuncia por la estructuración democrática en los órganos de decisión de la Difusión Universitaria.

SINDICALISMO UNIVERSITARIO

1. El sindicalismo universitario surge por la naturaleza de asalariados de los trabajadores administrativos y académicos de las universidades.
2. Su aparición se desarrolla en un marco de ascenso de las luchas populares y del movimiento universitario.
3. En pocos años ha alcanzado logros importantes; hoy existen más de 30 sindicatos en todo el país.

Los sindicatos de personal administrativo se encuentran en un nivel de mayor consolidación. El sindicalismo académico se fortalece cada día, pero aún no alcanza un nivel de consolidación similar al de los administrativos. Existen sindicatos únicos que pueden servir de antecedente en la lucha por la unificación sindical.

La Primera Reunión del FORO UNIVERSITARIO ratifica la preocupación de los sindicatos universitarios por avanzar en la unificación, se considera conveniente recomendar la realización de las tareas tendientes a forjar una coordinación unitaria que culminaría en la construcción de un SINDICATO NACIONAL, a partir de la integración de todos los sindicatos en una Federación Unitaria.

El sindicalismo universitario constituye una fuerza básica en la lucha por la democratización de la universidad.

PROYECTO SOBERON

La Primera Reunión del FORO UNIVERSITARIO rechaza con firmeza la iniciativa de reforma constitucional promovida por el Doctor Soberón. Considera que dicha iniciativa atenta contra el derecho de huelga, la contratación colectiva, la organización sindical y la unificación de los trabajadores universitarios. Además, atenta contra la autonomía universitaria. Asimismo, refleja con claridad el autoritarismo prevaleciente en la UNAM, y pretende crear una separación entre lo académico y lo gremial.

ORGANIZACIÓN ESTUDIANTIL

La primera Reunión del Foro recomienda que los estudiantes desarrollen sus máximos esfuerzos en una perspectiva de organización estudiantil. Se considera que los estudiantes constituyen un sector básico para la transformación de la universidad; son un aliado natural para el movimiento sindical universitario.

La Primera Reunión del FORO, asimismo sugiere a los estudiantes el examen y análisis de las recomendaciones generales del FORO UNIVERSITARIO.

ORGANIZACIÓN ACADÉMICA COLEGIADA DE BASE

En el proceso democratizador de las universidades tiene especial importancia la participación de los organismos de base académica ya que sin la vida democrática en las instancias donde se desarrollan las tareas académicas cotidianas, no es posible una integral transformación de la universidad. El FORO UNIVERSITARIO, por ello, recomienda fortalecer los organismos colegiados académicos de base,

Foro Universitario. Noviembre 1976, número 6, pp. 22-28