Arte y Cultura


LAS NUEVAS CIENCIAS Y LAS HUMANIDADES
DE PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

Las nuevas ciencias y las humanidades. De la academia a la política, Pablo González Casanova. Edit. Complutense-IIS-UNAM, Anthropos, España, 2004. Pp 478.

Ambrosio Velasco Gómez
El libro Las Nuevas Ciencias y las Humanidades. De la Academia a la política, de Pablo González Casanova, es una obra de trascendencia que abre nuevos horizontes para el estudio y la práctica interdisciplinarias de las ciencias (naturales y sociales) y las humanidades en las sociedades contemporáneas.

Pablo González Casanova, en su excelente libro de gran aliento, se propone elucidar las implicaciones, causas, consecuencias, efectos y significaciones del resurgimiento de la interdisciplina para el tratamiento de los sistemas complejos, no sólo en el aspecto epistémico, filosófico, metodológico y académico en general, sino también y especialmente en el ámbito social, económico, ético y político. De aquí que el subtítulo del libro sea de lo más significativo y explicativo de su contenido: De la Academia a la política.

Pablo González Casanova destaca que una de las características fundamentales del mundo contemporáneo es la emergencia de los sistemas complejos en los ámbitos físico, biológico y social, así como la creciente relevancia de las tecnociencias, cuya comprensión, explicación y control exige del esfuerzo interdisciplinario basado en una nueva cultura que supere la separación entre las ciencias y las humanidades.

No reconocer la creciente complejidad de los sistemas y procesos reales es un craso error de perspectiva teoría epistemológica y metodológica, que tiene como consecuencia fracasos en la elucidación de las causas, efectos y predicciones para comprender esos sistemas y controlarlos, sino también constituye una pérdida de oportunidades para poder controlar esos procesos con miras a la emancipación de las relaciones de explotación y dominación que han caracterizado al mundo moderno y que se han potenciado con la ciencia y la tecnología moderna al servicio de las empresas de los mandos militares y de los centros de poder político.

El desarrollo de las nuevas ciencias de la complejidad y de las tecnociencias no sólo requiere de una pluralidad de nuevos métodos, estrategias teóricas y perspectivas epistemológicas, sino también es de trascendental importancia tener clara conciencia de sus implicaciones éticas y políticas. En especial, Pablo González Casanova argumenta con amplia evidencia que las ciencias de la complejidad y las tecnociencias necesariamente están vinculadas a proyectos que amplían y reproducen relaciones de explotación económica y dominación política, o bien a proyectos alternativos que se proponen la emancipación de los seres humanos de dichas relaciones dominantes.

Las perspectivas críticas de las ciencias de la complejidad que busca objetivos alternativos en contra de los sistemas de dominación y explotación se caracterizan por reconocer plenamente las contradicciones de los sistemas complejos actuales, en tanto sistemas históricos. “En el pensamiento crítico desaparecen los atributos idealistas de los sistemas complejos, dinámicos o adaptativos y emerge un comportamiento evolutivo con cambios irreversibles y contradicciones incontrolables a los que los teóricos y retóricos conservadores no se refieren en su función de tecnocientíficos y publicistas del establishment” p. (215).

El reconocimiento de las contradicciones en muchos aspectos y niveles de los sistemas complejos históricos implica una vinculación estrecha del pensamiento crítico con la dialéctica. Pablo González Casanova tiene el valor temario de recuperar este término tan desgastado en el discurso filosófico y científico, que casi se había convertido en una palabra “académicamente incorrecta”, redefiniendo su sentido y significación.

El Dr. González Casanova se ubica desde luego en la perspectiva crítica y emancipadora. Para ello propone una integración entre lo más valioso de la tradición marxista, las ciencias de la complejidad y las tecnociencias. Su innovadora propuesta recoge importantes contribuciones de pioneros de las ciencias de la complejidad y la interdisciplina como Norbert Wiener, Ludwing von Bertalanffy, Jean Piaget, John von Newman entre otros, así como destacados marxistas críticos (Horkcheimer, Adorno, Kosik, Goldman, Lefebvre, etc.), para sustentar sólidamente una nueva visión interdisciplinaria de las ciencias y las humanidades comprometidas con la emancipación de todas las personas y pueblos, reconociendo sus propias identidades y autonomías.

Hasta ahora ha predominado el uso inhumano de las ciencias de la complejidad y de las tecnociencias, gracias a ellas se ha alcanzado el triunfo global del capitalismo bajo la forma de un imperio mundial basado en el neoliberalismo, la globalización y el neocolonialismo. En este sentido “los conocimientos de las nuevas ciencias se difundirán cada vez más como cultura universal dominante. Tarde o temprano serán parte de la cultura universal crítica y alternativa” (p. 289).

Para acelerar la difusión de las ciencias de la complejidad en las perspectivas críticas y alternativas es necesario que los conocimientos no sean exclusivos de investigadores especializados, sino que sean apropiados, generadores adaptados y trasmitidos entre la multiplicidad de actores individuales y colectivos que puedan realizar una gestión autónoma de los conocimientos de las nuevas ciencias y las tecnociencias de acuerdo a “la identidad propia de organismos y organizaciones de comunidades y movimientos que preservan y amplían su identidad original, que fortalecen y abren sus fronteras, cooperaciones y autoreferencias encontrando intereses y valores comunes con los procesos históricos de sus luchas y en su evolución actual y potencial” (p. 295).

De aquí que el subtítulo del libro “De la Academia a la Política” exprese cabalmente la profunda motivación de la obra y en general de la vida de Pablo González Casanova de comprometer el quehacer científico y humanístico con los valores éticos y políticos más importantes de la humanidad.