Temas de Actualidad


EL PRESUPUESTO EDUCATIVO CAMINA EN RETROCESO

Salvador Martínez della Roca*

El presupuesto educativo que propone el Ejecutivo asciende a 300 mil 62 millones, que representa apenas un incremento real de 1.1% con relación al aprobado en el 2004 y 0.6% real al cierre estimado del presente año. En concreto, el gasto educativo aumenta 3 mil 180 millones de pesos con respecto al aprobado y un mil 905 millones de pesos con relación al cierre estimado.

Con ese monto, de nueva cuenta el Ejecutivo incumple con el mandato de los legisladores de destinar recursos crecientes a la educación, a fin de lograr recursos equivalentes al 8% del PIS para el año 2006, y tener así un presupuesto legal. Para alcanzar este propósito se requieren 87 mil millones de incremento al presupuesto educativo de 2005.

Pero, según el Ejecutivo, "se espera" que los recursos educativos previstos para el 2005 "alcancen" un nivel equivalente al 7.5% del PIS, aunque incluye otra vez en ese porcentaje los recursos educativos del sector privado (actualmente representan 1.5% del PIS), cuando la Ley General de Educación establece que el 8% del PIS comprende únicamente recursos públicos.

Contra el optimismo del Ejecutivo, sus propias cifras lo desmienten. En términos reales, los recursos para la educación media superior son menores en 3.8%; los de la educación superior en 3.2%; y los del deporte en 13.4%. En tanto, los incrementos en los otros niveles son irrelevantes. Así, por ejemplo, en términos reales, el presupuesto de educación básica aumenta en sólo 0.8%; el de Posgrado 2.2% y el de educación para adultos 1.5%. El rubro que más aumenta es el de "otros servicios" en 22.7%.

EDUCACIÓN SUPERIOR

En el ámbito de la educación superior, los recursos disminuyen 7.3%. Así, las llamadas universidades federales tampoco escaparon al recorte. A la UNAM se le asignan 15 mil 397 millones de pesos: 3.5% en términos nominales y -0.4%, en términos reales con relación al aprobado en 2004 (14 mil 848 millones de pesos); al Instituto Politécnico Nacional también le fue mal, pues se les asignan 6 mil 256 millones de pesos, contra los 6 mil 151 millones de pesos aprobados este año; es decir, 1.7% en términos nominales, pero -2.2% en términos reales. A las Universidades Tecnológicas se les reduce en 0.6% los recursos.

El presupuesto para las universidades estatales caen 10.4 en términos reales. Se dan casos como el de la Universidad Autónoma Agraria "Antonio Narro" que no le otorgan presupuesto, es decir, por esta vía prácticamente el Ejecutivo la está desapareciendo. Para este año, el presupuesto de esa institución es de 434 millones de pesos.

Al Colegio de Posgraduados, el cual el Ejecutivo pretendió desaparecer en su propuesta presupuestal de 2004 (acción que los legisladores logramos echar para atrás), le disminuyen en 17 millones los recursos con relación a 2004, al pasar de 433 millones a 416 millones de pesos en 2005. En términos reales sus recursos son menores a 7.8%

Los principales programas para la educación superior también tienen menos recursos en términos reales. El PROMEP cae en 6.5%; el FOMES en 8.8%; el FIUPEA en 3.8%. A otros no se les asigna un solo peso, y entre ellos tenemos a los siguientes: al Fondo para Problemas Estructurales de las Universidades de Educación Superior, al Fondo de Equidad y al de Asignaciones Especiales para la Educación Superior Tecnológica.

CIENCIA y TECNOLOGÍA

En ciencia y tecnología, la propuesta presupuestal del Ejecutivo es una burla. No sólo no aumenta los recursos a este sector, sino reduce el presupuesto al CONACYT en 14.5% en términos reales, con respecto al aprobado para este año. Cabe recordar, que apenas el 10 de septiembre pasado se promulgó la adición al artículo 9 Bis a la Ley de Ciencia y Tecnología, que establece destinar cuando menos el1% del PIB al presupuesto de ese sector.

Acorde con las incongruencias del Ejecutivo, el presupuesto del Fondo para el Desarrollo de los Recursos Humanos decrece en 29.1% (12 millones 791 mil pesos) con relación al aprobado en 2004. De los 27 centros CONACYT, únicamente 8 se salvan de los recortes, pero sus incrementos no pasan, en promedio, del 2%; aunque en términos reales menores en 3.6%.

Entre los mas afectados están: el Centro de Investigaciones Científicas Ing. J.L. Tamayo (-9.0%); el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (-4.3%) y, el Centro de Investigación y Docencia Económica (-2.7%).

RAMOS EDUCATIVOS

Por ramos educativos, el presupuesto total es de 320 mil 854 de pesos, que representa un incremento nominal de 4.4 (14 mil 141 millones de pesos), en relación al aprobado en 2004; pero en términos reales es de -0.4%.

De los ramos, el más favorecido es el 11 (Secretaría de Educación Pública), en donde está concentrada buena parte de la burocracia educativa, tiene una asignación de 120 mil 90 millones de pesos, que significa un aumento nominal de 5.9% (6 mil 676 millones de pesos) con relación al 2004. Pero con todo, en términos reales es de 1.8% al aprobado y de 0.1% al cierre estimado del presente año.

La burocracia educativa del Sector Central de la Secretaría de Educación Pública se incrementa con la creación de la llamada Coordinación General de Atención Ciudadana (sic), con un presupuesto de 2 millones 594 mil pesos; en la Oficialía Mayor también se crea la Dirección de Innovación, Calidad y Organización (sic), con un presupuesto de un millón 387 mil pesos.

En dicho Sector Central, en términos porcentuales, a la Unidad de Comunicación Social se le otorga el mayor incremento (12.1%), con 67 millones de pesos. Esta es la única dependencia del sector favorecida con incrementos; el resto tiene disminuciones.

Así, por ejemplo, en contraste con la anterior, a la Coordinación General de Educación Intercultural Bilingüe, que en días pasados inauguró la primera universidad de ese tipo, le disminuyen sus recursos en 4.0%, con un presupuesto de 36 millones 922 mil pesos. Esta dependencia fue creada al inicio del sexenio como señal de "buena voluntad", en el contexto del conflicto del EZLN.

Así mismo, en términos reales, cae 6.2% el presupuesto para el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), al que se le asignan un mil 726 millones de pesos.

Se mantienen las 31 representaciones en los estados del interior de la República mexicana, que resultan innecesarias, toda vez que los gobiernos estatales operan desde 1992 los servicios educativos de educación básica y normal. Si bien a dichas representaciones les disminuyen en conjunto los recursos en 14.6%, a la Coordinación General de Representaciones en las Entidades Federativas se le incrementan en 3.3% nominal (un millón 196 mil pesos); aumento nominal de 5.9% (6 mil 676 millones de pesos) con relación al 2004.

La Subsecretaría de Planeación y Coordinación tiene un presupuesto de un mil 221 millones de pesos, que representa un decremento de 2.3% (28 millones 176 mil pesos) con relación al de 2004. Dentro de esta Subsecretaría, las más castigadas son: la Dirección General de Evaluación con una disminución de 35.6%, al quedar con un presupuesto de 94 millones 513 mil pesos; y la Coordinación Nacional de Carrera Magisterial, con un decremento de 83.8%, para quedar con recursos de 26 millones 587 mil pesos.

La Subsecretaría de Educación Básica y Normal tiene una disminución de 32.7% (un mil 298 millones de pesos) en su presupuesto total, para quedar con recursos por 2 mil 673 millones de pesos. La Dirección General de Televisión Educativa es de las más castigadas, con un decremento de 74.6% (937 millones 835 mil pesos) y queda con un presupuesto de 318 millones 737 mil pesos.

La Subsecretaría de Servicios Educativos para el Distrito Federal tiene una disminución de 6.1% (53 millones 129 mil 600 pesos menos).

La Subsecretaría de Educación Superior e Investigación Científica tiene una reducción de 4.5% (un mil 094 millones 723 mil pesos). La Dirección General del Bachillerato tiene un decremento de 12.3% (371 millones 762 mil 600 pesos) y queda con un presupuesto de 2 mil 647 millones 651 mil 300 pesos. La única de las dependencias favorecidas es la Coordinación General de Universidades Tecnológicas con un aumento de 3.2% (26 millones 805 mil 700 pesos más) quedando con un presupuesto de 866 millones 741 mil 100 pesos.

La Subsecretaría de Educación e Investigación Tecnológica tiene una reducción de su presupuesto total de 4.3% (un mil 032 millones), para quedar con recursos por 23 mil 104 millones de pesos. En la oficina de esta subsecretaría recae el mayor decremento por 40.7% (un mil 870 millones de pesos); seguida de la Dirección de Educación Secundaria con un decremento de 3.2% (5 millones 334 mil pesos) y queda con recursos por 162 millones 670 mil. El resto de las dependencias registran incrementos.

La Oficialía Mayor tiene un aumento en su presupuesto total de 59.4% (2 mil 673 millones de pesos más). De sus dependencia, la más favorecida es la Dirección General de Tecnologías de la Información con un incremento de 1,491.6%, pues aumentan sus recursos a 2 mil 98 millones de pesos con relación a los aprobados en 2004 por 140 millones 697 mil pesos.

Estos son tan sólo algunos ejemplos que demuestran que para el gobierno foxista no es prioritaria la educación; y que la asignación y distribución de los recursos educativos se hace de manera inercial, es decir, con criterios poco claros y discrecionales.

* Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados