CUADERNOS DE EDUCACIÓN SINDICAL # 47

TORMENTA EN LA SELVA

 

 
 

9 de agosto
Waterloo después del desastre era todo orden en comparación del campamento de Aguascalientes después de la noche de tormenta. Y hay que reconocer el coraje de los convencionistas. Muchos, tal vez todos, son gente de asambleas, de aula, de café cultural, de escritorio, pero pocos debe haber que estén acostumbrados a vérselas con los elementos naturales fuera de los seguros muros de la ciudad. Pablo González Casanova haría una alusión esta mañana respecto del descubrimiento de no tener un espejo para verse la cara como todas las mañanas, ni disponer de un excusado formal ni del baño de regadera ni del cepillo para los dientes. No obstante, estaban ahí, ya listos otra vez para seguir con los trabajos de la CND.

Como sea se buscó restablecer cierto orden. La lluvia se había suspendido en algún momento de la madrugada y ahora salía el sol. Ese sol de 40 grados en el exterior que era capaz de secarlo todo en dos horas, incluidos los caminos de terracería. Desde el sonido se anunció que se daría comienzo a los trabajos de la Convención a las 10 de la mañana. Que se sesionaría durante 4 horas y después se iniciaría el regreso, con tiempo, para prevenir o adelantarse a otro aguacero. Y que si este se presentaba de nuevo, ya nos encontrara en Guadalupe Tepeyac.

Antes un aviso: hay dos desaparecidas, fulana y fulana. Después de un “orale” mayúsculo una risotada de 6 mil gargantas llena el valle. Los extranjeros otra vez deben estar que no entienden nada. Cómo es posible que se rían porque dos mujeres no aparecen. Ven hacia todos lados pero ya la gente se ha olvidado del asunto.
Dieron comienzo los trabajos de la Convención, con el anuncio que se iban a leer los resolutivos. Previo a esto Pablo González Casanova habló y en sus palabras se refirió al contenido del discurso de Marcos y a algunos rasgos de la personalidad de éste.

Rosario Ibarra de Piedra, que era una de las 100 personas que llevaban la presidencia, pidió que los resolutivos se aprobarán “por consenso en lo general y no en lo particular”. Y así se fueron aprobando los resolutivos de cada una de las 5 mesas. Se le daba lectura y luego se preguntaba si se aprobaban por consenso. Luego de esto hablaron algunos oradores de diferentes partes de la república y al final le siguieron eventos artísticos.

La presidencia de la Convención invitaba reiteradamente a que colaboráramos con el EZLN dejando todo aquello que podíamos como son víveres, ropa, tiendas de campaña, botas, medicina, dinero. Un zapatista pasa cerca del campamento del STUNAM y como ya para entonces hemos juntado lo que vamos a dejar, le indicamos que puede llevárselo a alguno de los lugares de concentración que para el efecto ellos tienen. No puede solo y llama a otro. Alfredo que ha notado algo extraño, los sigue y se ha dado cuenta que son unos impostores. Andan vestidos exactamente como los zapatistas, con su cachucha verde de confección casera, camisa café, pantalón verde y paliacate rojo cubriéndoles el rostro, pero resultaron ser los choferes del carro de la pepsicola. Los impostores recogen lo que les dan Otros y luego lo van concentrando en otro lugar apresurándose a tapar las cosas hurtadas de esa manera con un enorme plástico. Entre el enorme movimiento por desmantelar el campamento nadie se da cuenta de estos pillos. Vamos Alfredo, Salvador y yo a quitarles las cosas y de manera directa las llevamos a unas de las tres barracas que son los lugares de almacenamiento del EZLN.

Dejamos Aguascalientes. Va el entusiasta, que hace la mayoría, que ha hecho del evento una apología y está convencido que de esto va a salir un nuevo país, una nueva constitución política. El escéptico que no se explica cómo tan extensos y cuidadosos resolutivos pudieron haberse elabora do en sólo 5 horas, que son las que van entre la media noche de las discusiones de las mesas en San Cristóbal y a las 5 de la mañana que fue la hora de la cita para partir de La Coleta. Los observadores que han encontrado puntos de vista diferentes en algunos aspectos del discurso de Marcos y los resolutivos. Los incrédulos que aseguran que los diferentes grupos protagónicos de la Convención actuaron en lugares y en tiempos diferentes: la elaboración de los resolutivos, la redacción del discurso de bienvenida de Mar cos, la discusión de los delegados de las mesas en San Cristóbal y que estas diferentes piezas habrían tenido, eso sí, un solo punto de convergencia y este había sido la Convención Nacional Democrática en Aguascalientes de la selva chiapaneca.

Emprendemos el regreso a San Cristóbal. Algunos empiezan a llegar a esta ciudad hacia las 10 de la noche de ese 9 de agosto. Otros lo harían hasta el mediodía de la siguiente jornada.

10 de agosto
La ciudad de San Cristóbal vuelve a llenarse de la población flotante de los convencionistas. Sin embargo no es para nada lo que al principio. Muchos venían desde México en autobuses y toda clase de vehículos y de Comitan han enfilado para las ciudades del Altiplano sin volver a San Cristóbal. Los de la prensa extranjera procurarán alcanzar las poblaciones que les brinde el servicio de los vuelos internacionales.

En el transcurso de la mañana muchos salieron de la población en líneas foráneas de autobuses. Otros se van más al sur, hasta Tapa chula, casi en la frontera con Guatemala, para viajar en avión a la capital del país. En las prime ras horas de la tarde ya sólo quedan los turistas habituales, pues San Cristóbal es una ciudad hermosa visitada en todo tiempo por el turismo extranjero, en especial en fin de año y en semana santa.

El día es nublado, pero no llueve. Por el cielo-de San Cristóbal pasan los aviones nacionales e internacionales llevando a los congresistas y a los de la prensa. En la plaza frente a la catedral famosa se ven los eternos grupos de niñas tzoltziles, tzeltzales, zoques y aún las chol y lacandonas. Sus imágenes recorrerán todo el mundo a través de las cámaras de video de los convencionistas, pero ellas en ese día ya no son objeto de los camarógrafos ni nadie ha puesto en sus manos un letrero para ser retratadas. “No es lo mismo ser pobre que sólo solidario con los pobres” había dicho en Aguascalientes, Pablo González Casanova.

Las niñas indígenas corren a la vista de un posible cliente en tanto enseñan sus muñequitos de trapo con un palito como fusil y el pequeño rostro cubierto con un pasamontañas: “Cómprame a Ramona y a Marcos”. El otro se defiende diciendo: “Ya compré”. Y entonces las niñas insisten casi a coro: “Pero no a mí. Andale, cómprame a Marcos y a Ramona”.

SEGUNDA PARTE

Entrevistas
La parte que sigue está compuesta de una serie de entrevistas que hice a los componentes del grupo con el que viajé a la selva. Fueron hechas el 9 de agosto, el día que estuvimos de regreso en San Cristóbal, casi a media noche, en el lugar en el que nos hospedamos, cuando literalmente apenas acabábamos de descolgarnos de los hombros las pesadas mochilas y aun teníamos puestas las botas llenas de barro de la región zapatista.

Nos parece que tales documentos recogidos de esa manera tienen el valor del testimonio fresco, no repensado ni retocado ni idealizado ni deformado. Son sus primeras impresiones personales. En cuanto al discurso de bienvenida y apertura de la CND pronunciado por Marcos el 8 de agosto, el de Pablo González Casanova al día siguiente, el documento oficial del STUNAM que definía la posición del Sindicato ante la Convención y fue presentado en la misma, y los resolutivos de la Convención Nacional Democrática, fueron publicados íntegros en el semanario UNION, que es el órgano oficial de comunicación del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, en su número 390 de fecha 9 de septiembre de 1 994.

Mario Ubaldo Caruso,
Secretario de Relaciones

Hay que destacar que la asistencia a la Convención Democrática fue por acuerdo del Consejo General d e Representantes y el Comité Ejecutivo del cual se desprendió la idea de elaborar un documento que sería la posición de nuestra organización sindical en este evento.

Es evidente que uno de los puntos funda mentales que se planteó, en esta Convención Democrática, es en relación con la problemática que se vive en los altos de Chiapas, en la cual el primero de enero de 1994 estalló un movimiento insurgente porque es obvio que a partir de la política neoliberal del gobierno no cumple con los compromisos que debe asumir ante los campesinos y los trabajadores de este país, y concreta mente en esta área de Chiapas, es claro que el sector más reprimido son las etnias de los chiapanecos.

De tal suerte que a partir de esto, estalla el movimiento que da como consecuencia una lucha frontal la cual arroja una guerra en Chiapas y surge el planteamiento de los campesinos y los indígenas chiapanecos, y del subcomandante Marcos, y el arzobispo Samuel Ruiz, que se destaca el hacer negociaciones con relación con la paz y el bienestar del pueblo de México.

Es claro que por parte del gobierno, lejos de asumir una posición responsable para lograr que se pueda desarrollar la justicia en este Estado de Chiapas, hay un bloqueo total y no asume una responsabilidad consecuente para poder consumar la idea en relación con la paz. Es obvio que al no llegar a un acuerdo entre el movimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y el gobierno de México, se empantanan las pláticas sobre esta problemática. A partir de esto el propio Subcomandante Marcos convoca a todas las fuerzas y organizaciones sociales de este país a una Convención Democrática.

Nuestra organización atiende el llamado con una asistencia de 20 compañeros encabezada por un servidor, como Secretario de Relaciones y 19 compañeros más, Adrián Pedrozo, Secretario de Cultura, Carolina Ledezma, Secretaria de Actas y Acuerdos. El resto son delegados sindicales y trabajadores de la organización Sindical.

Al llegar a la ciudad de Chiapas, tenemos que destacar, en primer lugar, la falta de organización que dio como consecuencia que a partir del día 5 de agosto de 1994, para poder acreditarnos a este magno evento, tuvimos que esperar hasta las dos de la mañana del día 6, en la que se plantea también cuál va a ser la dinámica de las mesas de trabajo, que son cinco, para el mismo día 6, de estos destacan por su importancia la transición democrática, un gobierno de transición y un nuevo constituyente. Son temas de suma importancia para la vida y democracia del país, de los mexicanos.

Estos temas se discutieron todo el sábado y el domingo a partir de las 5 de la mañana empezamos a abordar los autobuses para salir hacia Guadalupe Tepeyac y trasladarnos al auditorio que construyeron los zapatistas en la selva lacandona. Cabe destacar que en los inicios de este trabajo, que fueron alrededor de las 1 7:30 de la tarde con la asistencia de aproximadamente 5 mil delegados (nunca hubo un número oficial) y 700 periodistas, es verdaderamente relevante la presencia del subcomandante Marcos y el Ejército Zapatista.

Presentó a su ejército de apoyo y a 200 efectivos de los cuales queremos destacar que es realmente un ejemplo. Porque independientemente de los efectivos que desfilaron hay que decir que tanto hombres, como mujeres y niños, de edades desde los 5 años desfilaron y esto nos da y nos deja una verdadera impresión de la evolución ya desarrollada en esta nueva generación de lucha que se desarrolla en el pueblo chiapaneco. Queremos destacar que a la toma de la palabra del subcomandante Marcos y después de escuchar sus palabras, convence que es no solamente político sino una gran persona ya que desde el momento de escuchar sus palabras se nota que hay ahí un gran luchador contra la injusticia del gobierno de este país.

Es necesario destacar que a esta Convención asistieron organizaciones tanto sociales como sindicales, de toda la República Mexicana, las cuales dieron sus puntos de vista en cada una de sus intervenciones. Queda claro que a partir del discurso del subcomandante Marcos se plantea, con toda precisión, que quien va a decidir el futuro de este país son los resolutivos de esta Convención Democrática.

Debo decir con toda precisión que uno de los planteamientos más claros del subcomandante es el que, independientemente de que ellos no dejarán de luchar en este movimiento armado, se hace un planteamiento de la lucha por buscar los caminos para la paz, siempre y cuando el gobierno de este país resuelva los planteamientos que se han hecho, a partir de que se instaló una mesa de trabajo sobre la paz, en la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Como todos sabemos, no fue debidamente avalada por el gobierno, y hubo un rompimiento por no dar una solución honorable a las peticiones, que creemos que son justas para el pueblo chiapaneco.

Creo que a partir de la toma de decisión de los resolutivos de esta Convención Democrática, el deber de todos los delegados que asistieron a este evento es informar tanto a sus organizaciones sindicales como a todo el pueblo, lo que sería realmente la lucha a desarrollar, una lucha de resistencia en defensa del voto en primer lugar, gane quien gane, obviamente. Tenemos que luchar porque el gobierno, en estas elecciones del 21 de agosto, cumpla y que la elección presidencial sea realmente respetada por el gobierno y que a partir de esto se tendrán que aplicar los resolutivos que serán obviamente difundidos entre todos los trabajadores universitarios, toda vez que el compromiso que se asumió en esta Convención es de que el periódico “La Jornada” publicará los resolutivos. Y desde luego que el Sindicato y la Secretaría de Relaciones a mi cargo tendrá la obligación de informar puntualmente de los resolutivos de este gran acontecimiento democrático.

Más adelante haremos un análisis con toda precisión después de haber estado hasta el día 9, a las 12 del día que se clausuraron los trabajos de la Convención. Cabe señalar que la actuación de nuestros compañeros como delegados fue notoria. Obviamente que nosotros tratamos, desde el primer momento, de que se nos diera la posibilidad para poder presentar el documento que todos ustedes deben de conocer ya que se publicó en el periódico Uno más Uno el lunes 2 de agosto, en el que la posición de nuestra organización sindical destaca algunos puntos que son fundamentales. Uno es luchar porque las elecciones del 21 de agosto sean transparentes en todos los aspectos.

Estamos totalmente en contra de que el gobierno siga realizando fraudes tanto de la desaparición en el padrón de electores como de las prácticas del folclor electoral como son el carrousel, el ratón loco, robos de urnas, etc. Esto debe de terminar para que a partir de unas elecciones claras y limpias, en todos los aspectos del gobierno, tenga que cumplir cabalmente con la Constitución y respetar la voluntad del pueblo mexicano de haber elegido a un representante que realice los objetivos fundamentales como son respeto a los derechos humanos, respecto también con los bajos salarios del pueblo de México, esperamos que el gobierno asuma esta responsabilidad a partir del 21 de agosto tendrá que cumplir con todos esos compromisos y habrá de demostrar en la práctica los planteamientos que se han hecho a partir de las campañas de los 9 candidatos.

Nosotros creemos que, a través que sepamos quién es el próximo presidente de la república, los resolutivos de esta Convención Democrática tendrán que ser aplicados por el gobierno que asuma la responsabilidad. Es necesario que no solo los universitarios sino todo el pueblo de México luchemos por la más amplia unidad, pero no una unidad en abstracto sino en la práctica que nos lleve efectivamente a consolidar un gran movimiento a partir de los menciona dos resolutivos de la Convención.

Salvador Espinosa,
Dirección General de la Escuela Preparatoria

Los temas desarrollados en cada una de las cinco mesas contaron !con una gran participación, con la emotividad de los compañeros trabajadores y la presentación de sus propuestas. Destacó pues también el del STUNAM que se tituló “Por un México Justo” El punto uno, que se refiere al tránsito a la democracia y la inviabilidad del partido de Estado, destaca como destruir el binomio de partido y Estado. Por otro lado hacer efectiva la división de poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, ya que nuestro gobierno actual se rige exclusivamente por un presidencialismo que llega incluso a invadir la participación de la división de poderes.

Es rica la experiencia ya que se presentaron 120 resolutivos y en total fueron 709 documentos lo que significa que hubo participación de muchas organizaciones, gentes de sindicatos, etnias y desde luego los acuerdos de las convenciones estatales. Fue una Convención nutrida por sus participaciones en la mesa 2 que buscaron vías pacíficas de tránsito a la democracia.

Se destacó la situación referente a las elecciones y la necesidad de que el 21 de agosto la voluntad popular se defienda contra el fraude que el PRI prepara y darle atención al trabajo preelectoral, el posterior trabajo a las mismas elecciones para defender la voluntad popular. Se exigió también que el IFE debe ser un órgano independiente y que debe estar en manos de la ciudadanía para poder garantizar una democracia plena.

En la mesa 3, fue Política neoliberal y el Proyecto Nacional. Ahí la Convención aceptó en las distintas mesas los 11 puntos del Ejército Zapatista relacionados a vivienda, salud, trabajo alimentación, justicia, libertad, democracia. Otro aspecto fue el relativo al TLC y el que se expropien los bienes malhabidos de los funcionarios, principalmente de las 24 familias multimillonarias contra los millones de pobres que habitamos nuestro México.

En la mesa 4 se discutieron las características del gobierno y la transición a la democracia. Aquí se destaca que es necesario romper con el corporativismo, pugnar por la independencia plena de las organizaciones. En la mesa 5 fue lo relativo al Congreso Constituyente, la necesidad de impulsar el rescate de los principios y el espíritu que inspiró la Convención de 1917, que con todas las reformas que el Estado le ha implementado desde entonces, hoy es una Constitución que ya no se apega a las necesidades de nuestro México.

De esto se desprende que el Ejército Zapatista está dejando en manos de la Convención Nacional Democrática, o sea la sociedad civil, la responsabilidad de organizarse para pugnar por lograr esa democracia libertad y justicia, que es la bandera del movimiento independiente. De la misma importancia fue la participación de las mujeres a través de 54 organizaciones de distintas partes de la república, incluso de algunas internacionales.

Esta Convención, pues, que es el embrión de las organización se declara en sesión permanente en virtud del momento político que vive el país y con la necesidad de que el pueblo dé una respuesta . Se esperaba, de parte del Estado, que las organizaciones no acudieran a la convocatoria que hizo el Ejército Zapatista, pero a pesar de las condiciones y de lo negro que se pintó el panorama, tuvimos la Oportunidad de estar aquí en Aguascalientes más de 5 mil delegados. No fue fácil pero hubo la voluntad, creo que de la mayor parte de los delegados convencionistas, y no sólo por conocer la selva sino por participar y ser el portavoz de un compromiso de lucha que todos los delegados presentes tenemos para ser parte del engranaje de esta gran lucha, si es que deseamos en verdad un México independiente que rompa con la burguesía y poder conseguir un gobierno proletario donde la clase más amolada pueda defenderse de la ignominia de más de 500 años de dominación.

Vidal Flores
de la Secretaría de Relaciones.

Ha sido para mí una gran sorpresa esta Convención. Muchos como yo teníamos duda con respecto que podría tratarse en esta Convención. Sin embargo, y a pesar de las múltiples dificultades de organización, ha mostrado el Ejército Zapatista su capacidad de convocatoria y aunque muchos nos dimos cuenta de la gran división que existe toda vía entre las organizaciones, tanto sociales como políticas, sindicales etc. Sin embargo al llamado del Ejército Zapatista ha asistido un gran número de delegados con la esperanza, me parece, de que la situación del país cambie. Por lo menos que empiece a cambiar. Se ha notado la discusión que se dio en las diferentes mesas. Todo el interés que hay de parte de la sociedad civil de que nuestro México cambie, de que las leyes cambien, de que la organización en todos los sectores cambien, que se dejen las diferencias a un lado y pongan por encima las coincidencias.

Se ha tratado aquí no solamente de las cuestiones indígenas y no sólo en el caso particular de Chiapas, sino también los asuntos importantes de las diferentes etnias de los otros estados de la República. Han sido importantes los resolutivos que se han tomado y creo que esto es sólo el principio para que haya futuras reuniones de la Convención.

Esta ha sido una primera Convención, y se espera que se vaya a todos los sectores, escuelas universidades, talleres, fábricas, sindicatos, para que toda esta información y demás inquietudes, que se tiene de parte del pueblo de México, se manifiesten y que en el futuro en organizaciones regionales, estatales y luego nacionales, se vaya definiendo con más claridad y precisión los objetivos de esta primera Convención y que va a ser fundamental para ir cambiando poco a poco nuestro México.

Creo que ha sido una experiencia muy rica y pienso que ni asistimos todos los que somos ni somos todos los que asistimos, por lo tanto hay que profundizar el trabajo a nivel nacional y en todos los sectores. Yo personalmente tenía mis dudas con respecto a la capacidad de esa convocatoria del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Sin embargo nos quedan muchísimas tareas por hacer y quienes venimos estamos comprometidos a informar y vamos a esperar las elecciones del 21 para ver qué posibilidades hay en la seguridad que va a ser un parámetro importante. Los delegados tendrán que ir tomando las medidas necesarias para seguir difundiendo el trabajo y los resolutivos que han acordado en esta Convención.

Carlos Galindo trabajador de la Facultad de Ingeniería
y adjunto de la Secretaría de Relaciones.

Cabe destacar que la Convención Nacional Democrática tiene tres puntos fundamentales. El primero de ellos es que le da a la sociedad civil la posibilidad de que retome el papel protagónico en el cambio democrático, de libertad y de bienestar social que requiere el país. Hay que señalar que este es el inicio y que será responsabilidad de los que asistimos a esta CND el de involucrar, en el caso del STUNAM. al conjunto de los trabajadores a ese cambio. El EZLN nos deja esta responsabilidad. El otro planteamiento se sujeta a las decisiones y a las estrategias que diseñe la propia Convención Nacional Democrática.

Hay otro punto que hay que destacar y es el discurso de los dirigentes de los zapatistas en el sentido de señalar que es la oportunidad, de los ahí reunidos, de hacer a un lado los protagonismos y los intereses para lograr los acuerdos unitarios que permitan a la gran parte de la población mexicana vivir mejor y que ahora vive en condiciones difíciles. Mejorar sus condiciones de vida y de acabar con un esquema político que es lesivo a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto.

La tarea no es fácil, creemos que, como siempre, en la izquierda existe una alta dosis de protagonismo y demagogia pero habrá que hacer los esfuerzos necesarios para que este esfuerzo que hicimos los que asistimos aquí, conjuntamente con los que se levantaron en armas el primero de enero de este año, efectivamente retomen los resultados que todos esperamos. Este es el primer paso de muchos que tendrán que dar las organizaciones políticas y las sociales.

Creemos que por la situación que atraviesa la organización sindical habrá que ser muy claros y muy puntuales en la información que se les de a los trabajadores, porque independiente mente de que en esta Convención estuvimos 6 mil gentes, cabe señalar que algunos no tienen la representación que decían tener. Por lo tanto hay que ser muy cuidadosos en cómo nosotros nos conducimos ante los trabajadores para decirles que hay que involucramos en los procesos y en las luchas que están por venir, pero fundamental mente hay que buscar el fortalecimiento del sindicato para que, de manera unitaria, se involucre en la gran lucha que después del proceso electoral tendremos que dar todos los mexicanos.

Alfredo Hidalgo Carmona, del Palacio
de Minería de la Facultad de Ingeniería

Hemos llegado a San Cristóbal con la idea de ir a esta reunión de la cual creo que todos vamos a salir con un mensaje, con una idea más firme. Hemos pasado algunos sinsabores pero esto no merma nuestra idea que ya traemos de este Congreso. Después nos hemos transportado a Aguascalientes a donde, después de 24 horas, llegamos a este lugar y fue algo maravilloso, una experiencia muy dura y pesada.

Pero todos llegamos con el deseo de escuchar al subcomandante Marcos. Nos dejó varios mensajes. Hubo intervenciones de otro tipo de asociaciones, de personas de los más diversos grupos sociales, intelectuales. Se hicieron proposiciones a favor de los indígenas, comentarios en pro de cambios en nuestra Constitución Mexicana. También se sugirieron cambios en lo que respecta a los derechos de la mujer o más bien los reforzaron. En síntesis la experiencia fue nutrida y vamos a tratar de ponerla en práctica en nuestras comunidades, centro de trabajo y lugares donde residimos.

Guadalupe Ortíz Hernández de la
Facultad de Derecho

No fue lo que pensábamos de la organización, que fue la que nos convocó. Se nos llamó porque iba a ser una Convención plural pero no fue así. Fueron dos partidos los que estuvieron ahí interviniendo y fue un malestar de bastante gente que estuvieron interviniendo estas personas de manera mucho muy desorganizada, con muchos egoísmos.

Nos dimos cuenta de lo maravilloso que es estar en este lugar. Ver la pobreza en la que viven nuestros compañeros, con la humildad en que ellos están para el fin que persigue un beneficio de todo nuestro país. Pero quiero decir que fuimos 54 organizaciones de mujeres que luchan por la libertad social y el beneficio del país.

Las mujeres pugnamos no por el libertinaje sino por nuestra libertad social. Esto nos interesa, tener puestos de representación, más libertad para poder ser nosotras mismas. Ya no solamente como madres de familia y esposas sino realmente de manifestarnos para lograr nuestros ideales para que este país sea un lugar más progresista, en el cual nosotras podamos pronunciarnos como mujeres y lograr lo que nosotras deseamos, para el beneficio de nuestros hijos, de los ciudadanos de este gran país que nosotros no hemos sabido valorar ni defender.

Tenemos un interés grande, como se nos manifestó en esa Convención que reitero fue un evento formidable. Hay que insistir en las condiciones tan pobres en las que vive la gente allá. Nosotros la vivimos dos o tres días pero ellos están ahí desde siempre en las mismas condiciones verdaderamente infrahumanas. En las ciudades nosotros estamos tan ciegos que no nos damos cuenta del enorme egoísmo que se traduce en no hacer nada por ellos.

Por eso tenemos que organizarnos para que todos esos hermanos nuestros tengan una mejor vida, ¿cómo?, que siga habiendo estas organizaciones para así nosotros poder ver de qué manera podemos llegar ayuda a todos esos hermanos que están tan necesitados. Principalmente nosotros como mujeres tenemos que luchar y salir adelante.

De San Cristóbal de las Casas a Guadalupe Tepeyac hay 160 kilómetros de distancia. Hasta Las Margaritas la carretera está asfaltada, en adelante es camino de terracería

José Abarca Reyes, Académico del CCH Oriente

Sin pretender dar una visión completa de este importante e histórico evento, es necesario resaltar algunos acuerdos que desde mi punto de vista son sobresalientes.

Cuando salió la convocatoria del EZLN, para realizar una Convención Nacional Democrática (CND); dudé que esta pudiera realizarse en el poco tiempo que se había fijado; ya que implicaba un sinnúmero de discusiones de grupos, organizaciones políticas, sindicales, partidos, etc. con puntos de vista un tanto diferentes en cuanto a sus métodos y tácticas de lucha. Transcurrido cierto tiempo, pude asistir a la Convención del Distrito Federal fue así como poco a poco se fue desvaneciendo la incertidumbre de que tal evento pudiera realizarse. Aquí se discutieron temas diversos y de interés en gran parte de los asistentes y del pueblo en general.

De diversas partes del país, los delegados confluimos en San Cristóbal Las Casas, Chiapas. Después de múltiples dificultades pudimos por fin acreditarnos. El 6 de agosto, quedaron formalmente instaladas las diferentes mesas de trabajo en las cuales se discutieron entre otros temas como:
Inviabilidad del Partido de Estado, Transición a la Democracia, Características y Lineamientos de un gobierno de Transición hacia la Democracia, etc.

Instalada la plenaria de la CND en Aguas calientes, Chis., el día 8 de agosto, se sometieron a la consideración de esta, lo discutido en las mesas de trabajo.

Se tuvo por parte de los convencionistas, la suficiente sensibilidad política para aprobar por consenso todos los temas expuestos. Esto desde luego puede facilitar que se establezcan vías para una deseada unidad de acción de las diferentes fuerzas participantes que luchan por el cambio que está exigiendo la nación. Asimismo se impidió la sectarización de los trabajos y que saliera a la palestra de la discusión por parte de algunos grupos radicalizados la vía armada como único camino para la solución de los problemas nacionales.

Y en cuanto a las elecciones, se dijo que son solo una de las vías para el tránsito a la democracia. Otros acuerdos son: 1 Aquel que establece que los convencionistas pueden apelar a la resistencia civil en caso de las elecciones de este 21 de agosto resulten probadamente fraudulentas; 2. La CND se declara en sesión permanente para enfrentar los problemas presentes y futuros; 3. El EZLN acertadamente deposita en la sociedad mexicana a través de la CND, los mecanismos y caminos a adoptar para defender sus derechos cívicos; 4. Liquidar de una vez y para siempre el sistema de partido de Estado y para ello llamar a votar en contra del PRI y del PAN como una de las múltiples medidas; 5. Llamar a un Congreso Constituyente del cual surja una nueva “Carta Magna” acorde con los requerimientos del pueblo mexicano, etc.

En fin, todos los acuerdos consensados en la Plenaria de la CND en Aguascalientes, Chis., tienden a disipar la guerra, la acción violenta, traduciendo esto, a la resistencia civil organizada de la sociedad, dar prioridad a las instancias civilizadas y pacifistas para hacer realidad a lo que el pueblo mexicano aspirá, Democracia!!

Así quedó en términos generales el nuevo pacto político de la sociedad materializado en la CND.

Víctor Onésimo Caballero Martínez delegado del STUNAM a la CND

Hemos llevado unos debates hermosos en cuanto a la situación que aquí viven los indígenas y que a nivel nacional se ha dado a conocer esta problemática y que hoy se aprueba en esta Convención Nacional Democrática a la que asistimos un buen número, a ese auditorio tan bello que fue hecho por estos zapa tistas con todo el gusto ya que nos esperaron, nos abrieron las puertas de su territorio, dándonos a conocer las inclemencias del tiempo entre las que ellos viven y que no es tan fácil para nosotros que tenemos costumbres de la ciudad y que muy fácil podemos obtener y conseguir cosas para alimentarnos.

Es necesario resaltar que los resolutivos los cuales aprobamos y de los que bien estamos satisfechos en cuanto a formar un constituyente para elaborar una nueva constitución de los principios de la que ahora tenemos, que no en todo es mala sino un tanto inadecuada para la forma de vida que estamos llevando. Sobre todo para estos indígenas ha sido hasta ahora una situación demasiado marginada, en contra de su dignidad.

Todos estos resolutivos coinciden en que se debe de mejorar y poner mucha atención para todas las etnias que existen en nuestra república mexicana. Sobre todo es importante destacar a nuestro comandante Tacho, que nos habló de la unidad que es preciso buscar y de todos aquellos trabajos que sean necesarios y útiles para las comunidades indígenas.

El Ejército Zapatista con mucha disciplina y seriedad está por la paz. Su lucha ha sido por la libertad y que haya democracia en el país.

Los resolutivos deberíamos darlos a conocer a todos los rincones del país. Sobre todo nosotros, que somos una organización sindical debemos centrifugar estos documentos. Necesitamos difundir y apoyar este movimiento así como a la Convención Nacional Democrática, que ha sido todo un éxito, debido a que nos movilizamos de todos los Estados de nuestra república mexicana.

También es necesario hacer todos los esfuerzos para poder lograr la solidaridad económica hacia nuestros hermanos zapatistas. Ellos dejan en nosotros la responsabilidad. No se retiran de la guerra sino que nos ceden el espacio para que nosotros podamos llevar a un término feliz la paz que es por lo que hemos venido los congresistas y que como civiles hemos logrado darle esto al pueblo chiapaneco que nos esperó y nos dejó toda su confianza para poder llegar a un buen acuerdo y que ellos puedan vivir felices. El pueblo chiapaneco espera mucho que el ejército federal se retire del Estado de Chiapas. Esto es uno de los resolutivos que la Convención Nacional Democrática en su plenaria lo acordó y será de lo primero que tendremos que llevar a cabo para que inmediatamente este ejército se vaya.

Carlos Castañeda
La Historia del EZLN
Antonio Muñoz M

El EZLN: El ejército que salió de la selva, según sus autores es un libro que no surge por instrucciones de los zapaistas, asimismo lo califican como algo que no contiene la verdad absoluta, más bien este libro pretende despertar o continuar despertando la polémica en torno a los sucesos de Chiapas. La gracia plasmada en el libro radica en el contenido de la información que ha sido poco difundida.

Durante la presentación los autores comentaron que para realizar esta investigación llegaron a la zona de conflictos, lo primero que observaron es que se encontraba un ejército de periodistas, ellos sólo tres los dos periodistas y un fotógrafo. Relatan que en los inicios para acceder a la información les costó mucho trabajo pues tenían menos contactos, pero quizá la testadurez les permitió continuar con la difícil labor.

Guido Camú Urzúa y Dauno Tótoro Taulís autores de la obra que editó Editorial Planeta pretende contar la historia del EZLN, contada por ellos mismos, pero continuando los autores expresan que ya un tanto ambientados significó ir almacenando material, en este proceso notaron que lo recabado rebasaba el objetivo por lo que surgió la idea de realizar lo que lleva por título EZLN: El ejército que salió de la selva.

Como parte de la presentación de la obra, se menciona que “Una visión apasionante del desarrollo de uno de los movimientos armados más originales de este siglo y de la historia del continente americano. ¿Cómo y de donde surgió el Ejército Zapatista de Liberación Nacional? ¿Cuándo se fundó? ¿De dónde obtuvieron sus armas? ¿Cuál es su plan de lucha, y cuál, su propuesta de democracia en México?

En este reportaje que revela la intimidad del EZLN, los autores construyen una crónica inolvidable que aborda la insurrección en Chiapas desde múltiples puntos de vista: la iglesia, la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales y la jerarquía política mexicana. Los autores también se arriesgan para trazar una línea que apunta hacia el futuro de Chiapas.

Los autores de la hoy comentada obra, desde el mes de enero de 1994 convivieron con los efectivos y altos mandos del EZLN, lo que les brindó la oportunidad para conocer —desde adentro— el origen, la filosofía y las perspectivas del zapatismo del fin de siglo.

La aportación contenida en el interior de la obra relatan una serie de datos que por su importancia trascribo íntegramente.

Condiciones de muerte: Caldo de cultivo.
“Chiapas, 74 mil kilómetros de territorio, 3,200,000 habitantes. Chiapas es el escenario de las contradicciones más brutales del sistema. Un estado donde el 80 por ciento de los habitantes tiene piso de tierra, donde el 45 por ciento de los niños sufren graves problemas de desnutrición, donde —a pesar de ser éste el estado que produce el 60 por ciento de la energía eléctrica nacional total— el 34 por ciento de sus habitantes no cuenta con luz, donde el 76 por ciento de las tierras están en manos privadas, donde más de 15 mil indígenas mueren cada año de enfermedades que en otros Sitios se curan con una simple inyección.

De los pocos más de 3 millones de chiapanecos, el 44 por ciento no ha cumplido todavía 14 años de edad, siendo así la población más joven del país. De los pocos más de 3 millones de habitantes, más de un millón no habla castellano; 900 mil de los otros son analfabetos; 850 mil jamás han asistido a una escuela. El 60 por ciento de los chiapanecos vive en zonas rurales, con poco o nulo acceso a los servicios mínimos de salud, la luz eléctrica o agua potable.

El 57 por ciento de sus habitantes está desocupado.
Las chiapanecas tienen la mayor tasa de fecundidad de todo México, con 4.7 hijos por mujer, pero tienen también la marca nacional de proporción de hijos muertos por madre, con el 7.3 por ciento.

Sin duda los datos revelados por los autores de la obra muestran un estado donde es necesario darle mayor atención y apoyo.

En una minientrevista realizada por UNIÓN a uno de los comentaristas de esta obra el doctor Jorge Castañeda en relación a ¿Cuál es la influencia del alzamiento zapatista en este proceso electoral? expresó que la primera influencia es que las reformas que se han logrado a última hora en particular a lo que se refiere a la integración del Consejo General del IFE, se deben básicamente al alzamiento zapatista, consideró que sin el alzamiento del 1 de enero no son imaginables esas reformas. Añadió que la prueba es que durante cinco años no se hicieron y se hicieron al cuarto para la hora, esto debido al alzamiento que puso en jaque al gobierno