legado5-1
 

     Abril 2006                                                                          No. 5


 
 

 

PRESENTACIÓN

La lucha por los derechos a la seguridad social para los trabajadores mexicanos ha sido muy azarosa y no se diga para su efectiva instrumentación. Cosa igual ha acontecido con el reconocimiento de los derechos de los universitarios por parte de autoridades universitarias y gubernamentales.

En el transcurrir de las luchas de las organizaciones de los trabajadores por alcanzar mejores condiciones sociales, económicas y culturales no han dejado de prevalecer ciertas actitudes maniqueas de los gobernantes en turno y no menos ha sido razón para que ello se desvirtué, sino es hasta que se retrase la instrumentación de políticas de corte social por intereses económicos y hasta políticos.

De ahí que la prestación de los servicios sociales para los trabajadores mexicanos tenga como partida y sobre todo como eje normativo a la constitución social de 1917; no es para menos pues en dicha carta magna se plasman las bases principales del beneficio social para todos los actores de la sociedad mexicana.

Lo anterior viene bien referido con el ensayo los trabajadores de la UNAM y su incorporación al ISSSTE (cronología 1938-1960), realizado por Alberto Pulido Aranda, que con el instrumento de la cronología nos va dando cuenta de los vericuetos que tuvieron que salvar los trabajadores para alcanzar beneficios sociales, como lo fueron la prestación de servicios médicos, vivienda y prestaciones económicas, entre otros. Nos remonta desde mediados de la década de los veinte hasta los años sesenta del siglo pasado; el ensayo anota correctamente el devenir del ISSSTE y ubica momentos claves hasta que fue posible su instrumentación general y por supuesto legal.

Un segundo ensayo intitulado Antecedentes de la lucha de los trabajadores universitarios por la defensa de su pensión, bajo la pluma de Enrique Pérez Cruz nos da cuenta de cómo las distintas organizaciones de trabajadores de este sector van dando la batalla, de distintos formas y buscando diversos canales, tras la consecución de prestaciones sociales para los trabajadores universitarios, los cuales, como señala Pérez Cruz, fueron los primeros escarceos por pensione servicios sociales para el sector. También es de resaltar en este trabajo el cómo y con qué armas organizativas y de acción sindical las distintas agrupaciones sindicales universitarias y sus distintos Comités Ejecutivos, que unas y otros se van Sucediendo, se van enfrentando, unas veces contra las mismas rectorías de la máxima casa de estudios otras ante los órganos laborales jurisdiccionales como las juntas de Conciliación y Arbitraje, con el fin claro de lograr concretar los beneficios de la seguridad social en sus diversos rubros.

Por último, se hace una reproducción del ensayo titulado La ley de Pensiones Civiles de Retiro sobre los aspectos más significativos de dicha ley, la cual fue expedida en agosto de 1925, por el sonorense Plutarco Elías Calles, entonces presidente de República, en donde se da un panorama del transcurso que paso la concreción de esa ley y nos subraya los puntos nodales de la misma.

Para los tiempos que está pasando la aplicación de leyes y normas que otorgan los servicios generales de las prestaciones sociales, y en medio de una política general de privatizaciones por los gobernantes que siguen a pie juntillas las líneas neoliberales, es quizás oportuno recordar las gestas y orígenes de jubilaciones, pensiones, servicios médicos, vivienda; y otros, que a través de la ley del ISSSTE y de otras normas como las del Seguro Social, pero también hacia otros instrumentos particulares o sectorial en ciertas entidades federativas se aplican.

Es quizás pertinente, insistimos, al menos así consideramos, que con la modestia de lo aquí tratado, se pudiera tener una visión más de largo alcance de qué es, de dónde viene y sobre todo percibir cuáles han sido las luchas que han permitido que dichas prestaciones hasta el momento se sigan instrumentando, así como el ayudar a visualizar pertinencia y vigencia.