legado7-3
 
    Agosto 2007                                                                          No. 7
 
 

Ante la intransigencia del Rector

HEMOS INICIADO UNA HUELGA POR EL CONTRATO COLECTIVO UNICO

Los trabajadores de la UNAM hemos estallado una huelga por la firma de un contrato colectivo de trabajo. Hemos tenido que llegar a adoptar esta medida después de agotar otros recursos. Desde el 1o. de abril presentamos a las autoridades universitarias nuestro proyecto de contrato y el emplazamiento a huelga correspondiente. Desde entonces, no recibimos más respuesta que evasivas y una clara intransigencia. Es esa sordera de Rectoría, la causa de que la huelga haya comenzado.

Los trabajadores administrativos y académicos que decidimos unificar nuestros esfuerzos en una sola organización para acabar con la heterogénea situación laboral que padecemos y porque estamos convencidos de que, en la medida eh qué nuestra acción sea uniforme, podremos avanzar con mayor éxito para mejorar nuestras relaciones laborales y hacia la transformación democrática de la UNAM.

El sindicato, ahora igual que en fechas pasadas, está en la mejor disposición de resolver cuanto antes, y por la vía del diálogo sus demandas. Si hemos llegado a la huelga se ha debido a que el Rector no ha querido aceptar estos procedimientos y ha rehusado toda posibilidad de negociación en la UNAM. Sabemos, también, que esta huelga no sólo nos involucra a quienes laboramos en la Universidad. En ella tienen especial importancia los estudiantes, cuya solidaridad hemos recibido y seguiremos reclamando.

Queremos que se acepte nuestro derecho a organizarnos como nos conviene, como lo hemos decidido, Queremos que nuestro sindicato tenga un instrumento jurídico que regule bilateralmente nuestras relaciones laborales.

Por eso estamos en huelga. Por eso mantendremos la huelga hasta tener una razonable solución a nuestras demandas.


SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA UNIVERSIDAD
 NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO

junio de 1977

¡ALTO A LA REPRESION!

La Delegación Sindical y la base trabajadora de la Dirección General de Personal, protesta enérgicamente por la detención arbitraria de nuestros compañeros y por las medidas represivas de la Rectoría de la UNAM, con lo que se pretende contener el movimiento de huelga

No son las manifestaciones de fuerza las que resuelven los problemas.

Ante estos hechos, declaramos nuestra firme determinación de preservar nuestro sindicato (S.T.E.U.N.A.M.), de luchar por el respeto de nuestros derechos Constitucionales, de hacer prevalecer nuestra seguridad al trabajo, frente a los despidos y de obligar a las Autoridades universitarias al pago de salarios caídos y a no tomar represalias en contra de los trabajadores. .
Rechazamos las imputaciones de intransigencia y manifestamos nuestra voluntad al diálogo, esperando el compromiso de las autoridades universitarias de reiniciar inmediatamente la solución al Conflicto.

¡Frente a la inflexibilidad de la fuerza de los poderosos, la seriedad, la cordura y la Organización Combativa de los trabajadores!

UNIDOS VENCEREMOS LA BASÉ TRABAJADORA DE PERSONAL

Responsable de esta publicación: Sr. José Luis Martínez P.

¡¡MANIFESTACIÓN POPULAR EN APOYO AL STUNAM!!

1-Condenamos total, absoluta y enérgicamente la toma policíaca de la Ciudad Universitaria, intento de solución de fuerza a favor de los sectores más reaccionarios del país. Este "golpe de mano" tiene alcance político verdaderamente amplio, va Mucho más allá que golpear al STUNAM: es la pretensión de aplastar a todas las fuerzas democráticas y revolucionarias. La actitud crecientemente provocadora de Soberón y sus patrocinadores buscaba precisamente forzar las cosas en vista a la creciente amplitud de las fuerzas que venimos apoyando al STUN AM y que se expresaron en la grandiosa .manifestación de más de 200,000 gentes en vísperas de la intervención policíaca en la Universidad.

2-En este momento el STUNAM es el eje de todos los esfuerzos de obreros, campesinos, estudiantes, colonos que luchan contra el tope del 10 por ciento, los altos precios, por el derecho de huelga y organización democrática, contra la entrega del país al imperialismo y a los capitalistas nacionales, y contra los planes de "austeridad".;Es por esto que cada vez más gente viene apoyando al STUNAM.

3-Un objetivo inmediato de la agresión policíaca es aislar la huelga del STUNAM y desmoronar al sindicato. Es obligación de todas las fuerzas democráticas no retraerse en estos cruciales momentos. ¡¡ Esto es lo que busca la Intervención policíaca!! Por el contrario, hay que pasar a la ofensiva levantando un programa de movilización de largo plazo que permita organizar las fuerzas populares, aun cuando el objetivo central inmediato sea el apoyo al STUNAM. Este problema debe contener la luchar contra los topes salariales, contra la "austeridad", contra la carestía, contra la actual política de hambre y miseria.

4-Llamamos al apoyo TOTAL al STUNAM, a coordinar acciones, a definir objetivos de largo plazo para el movimiento; exigimos la salida de la policía de las instalaciones universitarias y la liberación inmediata e incondicional de los trabajadores detenidos. Ofrecemos las instalaciones politécnicas a los compañeros universitarios. Por lo pronto, nos sumamos al paro de hoy 8 de julio, convocado por la FSTU, así como al mitin de la Plaza Roja a las 5 de la tarde, en Zacatenco lPN.

RUNION SINDICAL DE PROFESORES DE ESFM DEL IPN

REUNIÓN DE TRABAJADORES DE LA ESIME
DEL IPN ASAMBLEA GENERAL ESTUDIANTIL

DE ZACATENCO-IPN

COMITE COORDINADOR DE TRABAJADORES
Y ESTUDIANTES DEL IPN

Responsable de la publicación: Sr. José Ma. Soltero de la Riva


EL CONFLICTO UNIVERSITARIO Y LA
DEMOCRATIZACION DE LA UNAM

Declaración de la Comisión Ejecutiva del Comité
Central del Partido Comunista Mexicano

El conflicto suscitado en la UNAM con motivo de la formación del sindicato único de trabajadores administrativos y académicos y su consecuente demanda de reconocimiento y firma de contrato colectivo, se convirtió por la conducta de las autoridades universitarias, en una nueva expresión de la vieja crisis de la Universidad.

Dos concepciones de la Universidad entraron en conflicto: la que durante largos años han sostenido las fuerzas democráticas nacionales, y la que; se empeñan en imponer a la educación superior los grupos de derecha, la oligarquía asociada al capital extranjero. Mientras las primeras conciben la defensa y desarrollo de la autonomía como un proceso de participación de la colectividad universitaria en todos los aspectos y sobre la base de la organización democrática de sus distintos componentes, los segundos acentúan las formas verticales de dirección, propician la desorganización y la división de estudiantes, personal académico y trabajadores administrativos, con el objeto de seguir manipulando una comunidad cercana a las trescientas mil personas.

El personal administrativo y académico es una parte fundamental de la Universidad, cuyos derechos constitucionales de asociación y huelga no pueden ser nulificados en aras de una concepción autoritaria de la Universidad. De su expresión organizada depende no sólo la defensa de los intereses colectivos de trabajadores, sino la posibilidad de que influyan en la orientación que se imprime a la más importante institución educativa del país.

La organización sindical de los trabajadores administrativos y académicos y la contratación colectiva no lesiona las funciones de la Universidad, sino al contrario, fortalecen su autonomía y propician su democratización. El empeño de las autoridades de la UNAM no se reduce a la discriminación de sus trabajadores, imponiéndoles un régimen de excepción y coartándoles el derecho de extender sus Conquistas laborales, sino tiene como objetivo fundamental entregar la Universidad a la arbitrariedad de los grupos reaccionarios, cercenarla mediante la eliminación de los sectores democráticos, imponerle un régimen sectario que eliminaría todos los avances del último decenio.

Esto es lo que explica que en torno del rector Soberón se hayan aglutinado todas las fuerzas reaccionarias, tanto del gobierno como de la empresa privada. Los acontecimientos posteriores al inicio de la huelga demuestran que a Soberón lo apoyan los mismos que organizaron e impulsaron la matanza del 2 de Octubre, la oligarquía y especialmente el grupo "Monterrey" y los enemigos de la democratización del país y de la Universidad. Individuos tan nefastos como Manuel R. Palacios, Agustín Yáñez. Ignacio Burgoa, Son de los que en el seno de la UNAM impulsan la embestida de Soberón contra los derechos de asociación, huelga y contratación colectiva.

Con su actitud prepotente y su arbitrariedad. Soberón ha escindido la Universidad. Ha demostrado su total incapacidad para dirigir una institución pluralista, en la que coexisten diversos intereses y concepciones que deberían coincidir en el objetivo de defender y fortalecer la autonomía y colocar a la Universidad al servicio del desarrollo económico y social del país. Se ha convertido en una bandera de la derecha y en un factor de división de la comunidad universitaria.

La persistencia de estas actitudes ahondará la crisis y postrará durante largos años a la principal institución educativa del país. Por eso el problema de la Universidad se ha convertido en un asunto político de carácter nacional.

La lucha del STUNAM forma parte de la reanimación de las acciones obreras y populares de tipo democrático dirigidas contra los efectos mas negativos de la crisis del país y por la libertad de asociación y de huelga, eslabón fundamental de una verdadera reforma política democrática. El incremento general de salarios es una reivindicación encaminada a contrarrestar las consecuencias de la crisis que golpea a las masas trabajadoras. No solamente procura la elevación del nivel de vida de las masas, Sino que significa una acción en defensa de la soberanía nacional al proponerse erradicar la llamada política de austeridad, impuesta por el Fondo Monetario ¡internacional bajo la hegemonía del imperialismo norteamericano. Para lograr el aumento de salarios en casos como éste, es indispensable exigir una reforma fiscal que grave con impuestos progresivos las elevadas ganancias empresariales.

El movimiento huelguístico del STUNAM es plenamente constitucional como ha quedado demostrado con creces. Sin embargo, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje opina que se trata de una "suspensión ilegal de labores". Esto, aunque no tiene ninguna repercusión legal, compromete al gobierno en un enjuiciamiento político de la huelga.

Las declaraciones del PRI y de algunos diputados y senadores de ese partido, en contra de los trabajadores universitarios, señalan, además, una orientación oficial cuyas consecuencias pueden ser graves.

Las autoridades universitarias han recurrido ahora a una denuncia penal contra el STUNAM por los delitos de sabotaje y despojo. Demuestran con ello sus intenciones de recurrir a la represión para doblegar a los trabajadores. No bastaron las amenazas, la campaña publicitaria, las abiertas alianzas con los grupos más reaccionarios de la gran burguesía y la mentira y la calumnia. Ahora exigen la acción penal, la prisión política, como medio de cancelar la organización independiente y democrática de los trabajadores universitarios.

Todo esto pone de relieve la necesidad urgente de una reforma política democrática que en la legislación y en la práctica, elimine los instrumentos represivos contra los trabajadores cada vez que defienden sus intereses, y abra cauces de solución a los problemas de todos los asalariados y de respeto verdadero a los derechos de los mexicanos, sin discriminación de ninguna índole.

Las actuales autoridades han llevado a la Universidad a una crisis institucional. La autonomía entendida como los derechos de los universitarios a dirigir por si mismos su vida interior mediante la autogestión, sin la intervención del estado, no está reñida con el sindicalismo. Una y otro se complementan, pues la autodirección no implica el atropello de los legítimos derechos laborales establecidos en la Constitución. La Universidad no está ante la disyuntiva de escoger entre autonomía y autogestión, por una parte, y sindicalismo y contratación colectiva, por la otra. La crisis institucional surge porque se ha formado una burocracia universitaria antidemocrática que niega la autogestión y la lucha del sindicalismo.

El autoritarismo e intransigencia del rector pone en grave riesgo a la Universidad. El despido en masa de trabajadores administrativos y académicos y los intentos por encarcelar a los dirigentes no sólo atropellan el derecho constitucional de huelga y la libre asociación sindical, sino también atenta contra la Universidad. Estas medidas convertirían a la UNAM en un centro de estudios bajo prohibición de la disidencia, llevarían a la eliminación física de escuelas, facultades e institutos y entregarían por completo la institución a la oligarquía financiera asociada al imperialismo yanqui.

El actual conflicto universitario deja absolutamente clara no sólo la urgencia de reconocer los derechos sindicales y de contratación colectiva, sino también la necesidad de transformar de fondo la estructura y los métodos de dirección, para propiciar la democratización de la Universidad.

En el marco de la campaña contra los trabajadores universitarios se ha recurrido al anticomunismo. Este elemento no podía faltar ya que los enemigos principales del STUNAM no ocultan su militancia reaccionaria. La versión de que el sindicato está manejado por el Partido Comunista Mexicano pretende desvirtuar la huelga. El PCM apoya las demandas del STUNAM, se esfuerza por brindar y promover la solidaridad con esta lucha y orienta a sus militantes, que laboren y estudian en la UNAM, para que Impulsen el movimiento de los trabajadores. Es ampliamente conocido que en este sindicato existe amplia libertad para que sus miembros se afilien al partido de su preferencia o no militen en ninguno. El Partido Comunista, por su parte no incorpora en sus filas a los sindicatos; su pertenencia a él es siempre producto de un acto individual y consciente. Los comunistas que participan en los sindicatos son respetuosos de los acuerdos mayoritarios de los trabajadores y su militancia partidista no está reñida con su actividad sindical. Los comunistas, al luchar por una sociedad dirigida por la clase obrera y los demás trabajadores, se esfuerzan por impulsar la lucha de los asalariados y se interesan en el desarrollo de las organizaciones sindicales. Esta es la verdadera posición del Partido Comunista Mexicano.

La lucha del STUNAM triunfará por el esfuerzo de los trabajadores universitarios y la solidaridad de estudiantes, obreros y sectores democráticos del país. El intento de Soberón por desmembrar la Universidad y liquidar el sindicalismo, pretende imponer la intolerancia y la persecución en la UNAM. Por ello fracasara.

El Partido Comunista Mexicano llama a todos los partidarios de la democracia a solidarizarse con la huelga del STUNAM, a salir en defensa de la Universidad Nacional hoy amenazada y a cerrar el paso a la represión contra los trabajadores. Llama a los trabajadores manuales e intelectuales a las mujeres y los hombres a todos los que están a favor del movimiento sindical independiente y democrático, a participar en las acciones de apoyo a la huelga universitaria, como la manifestación que se realizará el miércoles seis de julio a las cuatro de la tarde, desde el Museo de Antropología e Historia hasta el Monumento de la Revolución.

México, D. F. 5 de julio de 1977

¡VIVA LA HUELGA DE LOS TRABAJADORES DE LA UNAM!

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNIOS!

Comisión Ejecutiva del CC del Partido Comunista Mexicano


EL STUNAM ESTA UNIDO Y LLAMA
A DEFENDER LA UNIVERSIDAD

Una vez más la Universidad Nacional ha sido agredida. La huelga de los trabajadores universitarios fue rota mediante la violencia. Sin embargo, el STUNAM mantiene su decisión de luchar por sus legítimos derechos.

La ocupación policiaca de las instalaciones universitarias, fue la culminación de todo un plan, que se inició con la posición intransigente del Rector que se negó a negociar las demandas del sindicato: continuó con las presiones para que los miembros del STUNAM defeccionaran: tomó después el rumbo de la denuncia judicial y se mostró cabalmente con la utilización de un dispositivo policiaco para romper la huelga. Como parte de este plan se realizó una costosa campaña, sangrando el presupuesto universitario para calumniar al movimiento de los trabajadores. Estas han sido las armas del Rector y de las fuerzas reaccionarias que lo apoyan.

Los recursos del sindicato han sido la presentación de las peticiones con toda anticipación, las exhortativas al diálogo, la participación democrática de los trabajadores, la huelga constitucional, la movilización masiva y la decisión de luchar con gran combatividad y entereza.

Se encuentran injustamente encarcelados más de quinientos compañeros, entre ellos varios miembros del Comité Ejecutivo del STUNAM. Esta ha sido la respuesta a nuestros reclamos de diálogo.

El día miércoles por la mañana -unas horas antes de la aprehensión de varios dirigentes del STUNAM y de la ocupación policiaca de la universidad- se llevaron a cabo negociaciones con las autoridades. La conclusión de ese contacto no fue la ruptura, como ahora se afirma, sino el compromiso de seguir negociando. Esto quiere decir que las pláticas eran, para las autoridades universitarias, una farsa, pues marchaba ya su plan represivo.

Frente a esta situación el STUNAM declara:

1-La ocupación policiaca de las instalaciones universitarias es una violación al derecho constitucional de huelga y a la autonomía universitaria.

2-Se intenta convertir la UNAM en una institución reaccionaria, al servicio de los grandes capitalistas y en donde se elimine por completo la disidencia y la crítica. El STUNAM continuará luchando contra los intentos por convertir la Universidad Nacional en un campo de concentración.

3-El STUNAM exige la libertad inmediata de todos los detenidos y la desocupación policiaca de las instalaciones universitarias y de nuestras oficinas sindicales.

4-El rompimiento policiaco de la huelga pone de manifiesto que el actual Rector se sostiene principalmente gracias a la policía. Las actuales autoridades que padece la UNAM sólo tienen hoy el repudio de los universitarios y del pueblo.

5-El STUNAM se mantiene unido. El Comité de Huelga, reunido con la presencia de la inmensa mayoría de sus integrantes, ha decidido llamar a todos los trabajadores a mantenerse cohesionados en torno al sindicato y a actuar en función de los acuerdos mayoritarios. El Comité de Huelga ha decidido por unanimidad expulsar del sindicato al traidor Alvaro Lechuga, considerando que es cómplice de la represión, ya que minutos antes de que se hiciera presente en la manifestación del miércoles 6, había firmado un boletín de prensa que distribuyó la Rectoría, en el que daba cuenta de una falsa división, lo que demuestra que estaba al tanto de los planes de las autoridades y formaba conscientemente parte de ellos.

6-El STUNAM llama a todos los trabajadores a reafirmar su unidad y a asistir al mitin de masas que se realizará hoy viernes 8 a las 16 horas en la Unidad Profesional de Zacatenco del I.P.N., en los momentos en que se llevará a cabo el paro nacional convocado por la F.S.T.U.

Compañeros:

El Comité de Huelga llama a todos los trabajadores a mantener la disciplina sindical. Nuestros enemigos no lograrán sus propósitos de eliminar al STUNAM. Sabremos vencer las dificultades presentes. Hoy como ayer nuestra mejor arma es la unidad.

"UNIDOS VENCEREMOS"

EL COMITE DE HUELGA DEL SINDICATO DE TRABAJADORES
DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO (STUNAM)

EVARISTO PEREZ ARREOLA, Secretario General y miembro propietario del Consejo Universitario de la UNAM.

Responsable de la publicación: Adrián Pedrozo Castillo